Portada » Actualidad

Periodistas o agitadores y provocadores zurdos a sueldo?

23/11/2012 Sin Comentarios

Javier Bonilla

Es feo meterse con colegas. Entre otras cosas, porque tampoco me gusta que se metan conmigo. Ahora, cuando vi a Georgina Mayo, destacada notera de TNU que jamás ocultó sus preferencias políticas (como tantos otros…) preguntar a Leonardo Haberkorn y Luciano Álvarez- siendo la única noticia a cubrir, la cobardía de Víctor Hugo Morales, huyendo del juicio que el mismo convocaba- si su libro lo habían escrito con fuentes de “inteligencia militar”, y sugiriendo que, siendo así, les preguntaran sobre “los desaparecidos” ,más que vergüenza por un periodismo de cuarta , que no me representa, sentí asco….

Recordé muchas instancias periodísticas igualmente repugnantes, desde el “no sea nabo” del perdonavidas que tenemos como presidente a Neber Araújo, hasta el “no sea choriza”, que el mismo personaje le espetó a una siempre tolerante-con sus correligionarios izquierdosos- Raquel Daruech. También me vino a la memoria aquella instancia en la cual desde su pedantería zurdo- caviar, Sonia Breccia, años atrás pretendía apretar al escritor Álvaro Alfonso, invitado por ella a presentar un libro sobre la salida del régimen militar, también invocando (cuando no!) a los desaparecidos…

También tuve presente el mandado realizado por Fernanda Cabrera, meses atrás al inepto Raúl “yo no fui” Sendic Jr., cuando le preguntó “inocentemente” a Vázquez si lo llevaría en una fórmula presidencial. Todo un operativo político explícito. O la cara de ciertos presentadores televisivos cuando los dos insólitos plebiscitos planteados por el Fraude Amplio en las elecciones pasadas fueron rechazados. Les faltaba llorar!!!!!

Otro tanto se podría decir de algunos conductores radiales, inclusive de dos o tres que la posan de “independientes” (bueno, Brecha y Breccia, también se autodenominan “independientes” y “sin concesiones”, aunque provoquen hilaridad…) , en su inmensa mayoría, incluso totalmente indiferentes hacia ataques y amenazas hechas a colegas de otras tiendas, pero atentos a las lágrimas de cualquier cronista “políticamente correcto”.

Y aunque no soy espectador de canal 4, más que en algún noticiero o programa especial, es más que llamativo el silencio de esa misma prensa “bien pensante”, sobre los últimos desmanes que forajidos extremistas causaron- molotov mediante- a las puertas del mismo por discrepancias políticas, huyendo luego a un IPA, cuyas fachadas y gremios, como hace 45 años atrás, causan repugnancia a las mayorías ,lamentablemente demasiado discretas…

También hubo silencio antes, cuando un grupúsculo minúsculo de travestis y 40 bobitos de la eternamente marxista FEEUU- la misma que en junio de 1968, antes de la muerte de cualquier estudiante, decía que cada alumno era un “agitador” revolucionario, cumpliendo órdenes de Moscú- fueron a gritar pavadas, porque ese mismo canal ,en lugar de “transexuales”, en una noticia policial los había llamado “travestis” (me c.. en la diferencia!!!).

Lo más grave es que los antisociales exigían para esa y otras empresas “ley de medios” y otras barbaridades bolivarianas que se cocinan en la ultraizquierda, en la cómplice y correligionaria Pichi/CNT, incluida la Asociación de la Prensa y ese colectivo gay ruidoso, denominado “Ovejas Negras”. O sea, una manga de reventados, cada día menos representativos, a los que otros “periodistas” afines llamarán pomposamente “la sociedad civil”, puede imponernos en cualquier momento una ley mordaza como la argentina y nos resignamos.

No ignoro que- crisis de la prensa mediante- algunos diarios, pretendidamente opositores, por dos o tres avisos oficiales se venden o se alquilan, llegado el momento, pero, institucionalizarlo casi sin resistencia, es lo que buscan estos energúmenos, muchos disfrazados con la piel de cordero frígido, capón, del intelectualoide.

Acallar a cualquier voz opositora que se destaque, insinuando su posible “complicidad” directa o indirecta con personeros de la dictadura, como lo que vimos sugerir a Georgina Mayo- para su suerte, un viernes de noche, con el público poco atento- frente al binomio Haberkorn/Álvarez, que sí concurrió al Juzgado ,como no lo hizo el supuesto querellante, es mucho más que una luz amarilla. Es algo que no se debe estimular ,ni dejar pasar por alto, máxime viniendo de gente siempre en pose de dar lecciones de ética, no se sabe porque….( entiendo la frustración de la Mayo,cuando vio que su pastel se desarmaba, pero una cosa es Jaime Roos elogiando a morales, porque sabe que le va a rendir dinero y otra, esta nena acusando por fanática estimulada!)

Además, cuando intuimos que las próximas elecciones se decidirán por poquísimos votos, sino paramos la mano, esperemos más agresividad, ninguneo, hostigamiento o burlas (como en el caso Feldman, que el día que un juez no marxista lo reabra, medio Fraude Amplio puede pasar a declarar….).

Al fin y al cabo, la mayor parte de esta gente-excepto unos pocos, cada vez menos, convencidos- goza de enormes privilegios que va a defender a ultranza. Son casi la nueva aristocracia de la izquierda caviar!

Y hablemos claramente: entendemos que si el 47% de la población votó al FA, una gran parte del periodismo simpatice con el mismo. Lo que no es normal es que en la mayoría de los medios de comunicación, especialmente los radio televisivos y artísticos, la prevalencia de la izquierda supere el 75%. Es resultado de una labor gramsciana- consciente o no- para asegurar el acceso y la permanencia en el poder de esta gente, así como haber copado la enseñanza y el Poder Judicial, ante la pasividad o incredulidad del resto del espectro político. Les sugiero un relevamiento de la filiación política de periodistas radio televisivos, críticos, artistas, jueces y fiscales. No me crean ciegamente. Háganlo! Y no se sorprendan…

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.