Portada » Columnistas

Los Policías caídos

23/11/2012 Sin Comentarios

Jaime Mario Trobo

Días pasados se conmemoró el “Día del Policía Caído en cumplimiento del deber”, instituido por la ley 18377, una fecha entrañable para la familia policial en la que se venera a todos aquellos que a lo largo de la historia de la Policía Nacional ofrecieron su vida en acto de servicio, esto es cuidando a la sociedad.

En este 2012, en la ceremonia se testimonió a los familiares de siete funcionarios fallecidos en distintas circunstancias, todas ellas vinculadas con la acción contra el delito y según se nos informa además de estas dolorosas pérdidas ocurrieron muchas situaciones en la que otros funcionarios fueron heridos o mutilados y pudieron preservar su vida.

La fragilidad que ofrece la condición de funcionario policial, debe ser apreciada por la sociedad, y la tutela que sobre ese bien tan valioso exista nunca es suficiente. Es preciso que estos funcionarios estén bien preparados y formados, que cuenten con buenos pertrechos, que se haga todo lo posible para reconstruir la imagen de la autoridad que representan, que la legislación los ampare especialmente y que en el caso de sufrir heridas o aún la muerte, ellos o sus familias reciban el mayor apoyo y la mejor tutela.

En esa jornada de reflexión sobre la tarea de los policías y sus riesgos, se marcaron algunos problemas que aquejan al Policía y se pusieron énfasis en algunos temas que nos preocupan también a nosotros sobre los que insistiremos con iniciativas que ya tienen algunos años, y en el parlamento no han sido consideradas.

Una de ellas es la de una reforma del Código Penal que establezca un agravante para el delito de homicidio, para el caso de que la victima sea un funcionario policial, o un guardia de seguridad, como señal de la gravedad que supone una acción armada contra quienes arriesgan permanentemente su vida por la tranquilidad pública y por la seguridad en la sociedad.

En 2008, varios Diputados del Partido Nacional iniciamos el trámite legislativo de un proyecto de ley titulado CIRCUNSTANCIAS AGRAVANTES DEL DELITO DE HOMICIDIO, una modificación del art. 310 bis. del Código Penal y no logramos que fuera aprobado en la pasada legislatura. En el inicio de la presente reiteramos la presentación y tenemos el firme propósito de impulsar su discusión y aprobación. Estamos convencidos de la importancia de esta sencilla pero valiosa contribución a ofrecer mas respaldo a la riesgosa actividad de quienes deben cumplir la tarea de cuidar de la sociedad.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.