Portada » Columnistas, Destacado

Del MIDES Comunista al MIDES Socialista

16/11/2012 1 Comentario

Ricardo Puglia

En marzo de 2005 se promulgó la ley de urgencia Nro. 17.866 que creó el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES). Previo a su promulgación, el 15 de marzo de 2005, la señora Marina Arismendi (Partido Comunista), en la Comisión de Constitución y Legislación del Senado que trataba el proyecto de ley expuso un poco cuál era la urgencia de la creación del MIDES y el vínculo de este con el Plan de Emergencia por dos años.

Según Arismendi, el Plan de Emergencia Social fue para erradicar la emergencia en la que, vivían aproximadamente 200.000 compatriotas y alrededor de 40.000 hogares (olla compartida) impidiendo, al mismo tiempo, que otros que están en estado de pobreza -alrededor de 1:000.000-, según el Instituto Nacional de Estadística- sigan cayendo en ese estado. Decía Arismendi, “nosotros tenemos que identificarlos; esto quiere decir que necesitamos saber cómo se llaman, dónde viven y qué problemas tienen. Eso es lo más urgente. Se está hablando de U$S 100:000.000 para el primer año del plan y U$S 100:000.000 para el segundo año, lo cual es para las personas protagonistas del Plan. Por lo tanto, no puede ir nada de ese dinero a una intermediación de ningún tipo, llámese consultora o equipo multidisciplinario porque el Estado tiene como resolverlo.”

El por entonces senador Washington Abdala expresó en dicha Comisión: “me impresiona mucho la descripción que hace del tema la futura Ministra Arismendi del ingreso ciudadano cuando señala que empieza y termina. Me parece que es un elemento muy valioso. Algunos de nosotros podemos tener temor de que cuando se instala algún tipo de asistencia, si no tiene una contrapartida de regeneración del tejido social, el riesgo que se corre es, justamente, el de construir una especie de subsidio eterno.

Continuaba Abdala, el segundo compromiso me parece todavía más valiente y ojalá la Ministra lo pueda cumplir. De ser así, estaré para aplaudirla y, de lo contrario, le diré que faltó a la verdad. Ella señaló que desaparecerán los comedores y los merenderos. Realmente, si ese es el objetivo, deseo que se pueda alcanzar.

Y culminaba con: el tercer compromiso, con respecto al cual también estaré para aplaudirla o para criticarla, es que manifiesta que no va a haber más contratación de ningún tipo de experto. Me parece que eso también es muy valiente. Plantearlo así nuevamente es muy frontal.”

Sin embargo, bajo la conducción socialista del MIDES a cargo del Ministro Olesker y las políticas protosocialistas hubo un cambio importante en los medios que proponía Arismendi. Según surge de una resolución del Tribunal de Cuentas, este observó un contrato por compra directa por excepción entre el MIDES y la asociación civil Centro de Participación Popular (CPP cuyos responsables integran los órganos de dirección del Partido Demócrata Cristiano integrante del Frente Amplio) por el plazo de un año y un monto total de $ 17.840.052 (unos US$ 900.000) para proveer un “equipo técnico” para efectuar diferentes planes sociales. El TCR detectó que “la mayoría de los integrantes del equipo técnico contratado desempeña tareas en el MIDES, vulnerándose, por una vía oblicua, lo dispuesto por el Tocaf. CPP tiene convenios vigentes con el MIDES en Montevideo y otros departamentos del país. Tiene a su cargo, en forma parcial o total, la gestión de diversos planes como Uruguay Trabaja, Infamilia y Uruguay Clasifica, entre otros.

El ministro Olesker informó al Parlamento en setiembre 2012 que su cartera, a través de la tarjeta Uruguay Social, transfiere recursos a alrededor de 70.000 hogares catalogados como de “carencias críticas”.

La izquierda justifica que por aplicación de los planes sociales que desarrolla han bajado los indicadores de pobreza e indigencia y la pregunta es: ¿si el actual asistencialismo es sostenible? O por el contrario, si cuando la recaudación pase por un ciclo negativo todo volverá a ser como antes. Las administraciones frentistas repartieron los peces pero no enseñaron a pescar.

En 2005 Arismendi nos hablaba de 40.000 hogares con ollas compartidas mientras Olesker hoy nos habla de un asistencialismo a 70.000 hogares de carencias crìticas. ¿Dónde está el descenso de la pobreza tan aplaudido por el populismo gobernante? ¿Quién falta a la verdad? ¿Los equipos técnicos con que contaba Arismendi se han mercantilizado con Olesker?

Del MIDES Comunista de Arismendi al MIDES Socialista de Olesker muchos principios, medios y fines han cambiado, pero los multimillonarios fondos públicos que manejan las ONG (Organizaciones no Gubernamentales), ameritan presentar un proyecto de ley que transparente su fiscalización y control. Los contribuyentes del IRPF, IASS, IVA, etc. queremos saber como se utilizan los recursos que pagamos a través de los impuestos.

Es urgente legislar!!!

 

1 Comentario »

  • Lonjazo :

    La única diferencia entre comunistas (marxistas – leninistas) y socialistas, (marxistas y leninistas) es la forma de llegar al poder absoluto. Unos por la fuerza y otros por el voto, hoy, ambos dicen que por el voto, pero en el pasado reciento, ambos abrazaron la vía violenta. Por definición son enemigos de la democracia representativa liberal y capitalista. Todo lo que hacen es con el norte de terminar con la democracia y el capitalismo. Inventar el MIDES es el acto de corrupción mas grande de la historia nacional, por cuanto el único fin que tiene es el encadenamiento de votantes al partido y a la pobreza.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.