Portada » Editorial

Con la satisfacción de la tarea cumplida y el deber de seguir adelante

09/11/2012 Sin Comentarios

Editorial

Es el trabajo de una generación, la reapertura democrática trajo una renovación en la política que se ejemplificó, principalmente en los partidos tradicionales, en la generación de nuevas estructuras partidarias. Entre ellas la nuestra, al comienzo llamado Consejo Nacional Herrerista y luego retornando al nombre histórico de Herrerismo.

Luego de pasados los años y viendo el camino transcurrido, más allá de las anécdotas del acontecer político, podemos decir que se ha cumplido con lo prometido. Si uno lee los primeros documentos, las proclamas, los primeros discursos, la acción legislativa y la acción de gobierno este Herrerismo ha sido de una consistencia y claridad meridional.

Desde su fundación intentó mostrar un camino diferente para el país, un camino en el cual todos los uruguayos sintiéramos nuevamente el orgullo de nuestra patria. Desde todos los ámbitos en los que realizamos nuestro aporte se intentó modernizar, dinamizar y movilizar toda la estructura motora de nuestro país. El Herrerismo si ha sido una cosa es un despertador para un país dormido.

Ha pasado mucho tiempo, 30 años y esos años no dejan otra cosa que una constante marca en la agenda nacional. Más allá de los aciertos y los errores, más allá de haber sabido convencer a la población del camino o no, el Herrerismo ha mantenido una visión de país que une un pasado y muestra un futuro.

Si en la difícil tarea de hacer una evaluación, que se intentará realizar en el seminario del 14 de noviembre, podemos afirmar sin equivocarnos que en la mayoría de los temas el Herrerismo planteó un camino posible y positivo. Un camino que por la acción o la fuerza de la propia dinámica el país ha debido tomar. En algunos casos anticipándose al tiempo con los beneficios que eso trae y en otros tarde a regañadientes con los prejuicios que también eso trae.

El camino sigue, el desafío es el mismo, las condiciones otras. Un mundo lleno de oportunidades y una sociedad que necesita cambiar para reencontrarse, aunque algunos intentan día a día que lo olvidemos.

Por nuestra parte, acá siempre firmes estamos, una y otra vez cumpliendo el compromiso cívico de decir lo que pensamos, siempre con la consigna de hacer lo posible para plasmarlo en la realidad pensando únicamente en el bienestar de la República.

Felices 30 años, Herrerismo.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.