Portada » Columnistas

¿Ha de continuar Calloia al frente del BROU

02/11/2012 Sin Comentarios

Francisco Gallinal

Este de Pluna es sin dudas un problema terrible en el que todas las intervenciones que ha hecho el Partido Nacional –reitero: todas las intervenciones– no se hicieron olvidando nuestras responsabilidades, buscando sacar réditos ni alcanzando niveles de ferocidad –como por escrito, porque en el Senado no habla, ha expresado Astori- sino que se hicieron alertando, advirtiendo y anunciando, por parte del señor Senador Moreira, hechos muy sólidos que podían ocurrir, algunos de los cuales lamentablemente ocurrieron. Seguramente, ni el propio señor Senador se imaginó que iba a suceder todo lo que pasó.

Creo que ya esa carga era suficientemente pesada para todos y mal podíamos imaginar que nos íbamos a encontrar otro gravísimo problema porque con Pluna era más que suficiente. Sin embargo, especialmente después de las cosas que hemos escuchado en el Senado en ocasión de la interpelación, hemos descubierto y creo también lo ha advertido el Ministro Lorenzo, el país no puede seguir teniendo al economista Calloia como Presidente del Banco de la República Oriental del Uruguay. Lo mejor que le puede pasar al Uruguay es que el economista Calloia renuncie a su cargo, del que ineludiblemente se va a tener que ir dentro de unos pocos días si tiene dignidad política –no le desconozco, de ninguna manera, la dignidad personal–, cuando se venza el plazo –el martes o el miércoles– y no aparezcan los US$ 13:000.000 de Cosmo.

Después de esta película que hemos vivido, a mi juicio, el economista Calloia no tiene la talla para ser Presidente del Banco de la República; lo cree el Partido Nacional y ha solicitado su renuncia. No tiene prudencia ni sensatez, que son las dos primeras condiciones para ser presidente de la principal institución bancaria del país. Primero ensayó un ataque al Director del Banco Central del Uruguay, economista Ribeiro, porque era la manera de buscar culpas en algún representante de la oposición. Me imagino la preocupación que habrá sentido en ese momento y aún ahora el Ministro de Economía y Finanzas. Luego embistió contra el Banco Central del Uruguay, diciendo que esa institución, cuyo jerarca es el Directorio que preside el economista Bergara y que integran otras dos personas, no le recibió una comunicación oficial en sobre cerrado.

¿En qué país estamos? ¿En el país en el que dos de las principales instituciones que manejan el sistema financiero y la economía nacional, dependientes o relacionadas cada una con el Ministerio de Economía y Finanzas, están en tensión, enfrentadas y no tienen diálogo? ¿En un tema de estas características no le reciben una correspondencia al Presidente del Banco de la República, que se ve en la necesidad de venir al Senado a acusar al Directorio del Banco Central por no recibirle una correspondencia? ¿En qué país estamos viviendo? ¿Qué garantías son esas para manejar la economía que seriamente maneja el Ministro de Economía y Finanzas? Podremos tener muchas discrepancias con el economista Lorenzo, pero nunca le hemos negado su solidez, su dedicación y su buena fe. Podremos censurar sus actos de Gobierno, pero ¿de qué tranquilidad podemos gozar nosotros si nos encontramos con esto, que no esperábamos?

Ahora las preocupaciones son mayores y ni que hablar con respecto al tema de Pluna. Pero no podemos mantener esa bomba de tiempo que es el Sr. Calloia al frente del BROU.

 

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.