Portada » Titular

Confusión Frenteamplista

28/10/2012 2 Comentarios

Ricardo Puglia – 20 de julio de 2012

La coalisión de los grupos de izquierda marxistas, comunistas, tupamaros, socialistas y otros, más los grupos asociados como el Pit-Cnt, algunas Cooperativas, ONG’s, que conforman el Frente Amplio no entienden la Constitución ni entienden la Democracia.

Están aferrados y no hay ya forma de abrir esas cerradas mentes en que Cuba es una democracia y que Fidel Castro no es un Dictador ni su sucesor, sino que proviene su poder del pueblo a través de elecciones libres y la pobreza en que viven sus habitantes un estado natural.

A partir de esta hipócrita confusión mantenida desde la década del 60 hasta el presente, toda clase de argumentos para oponerse a los gobiernos legítimamente constituidos en el Uruguay han sido el blanco del desprestigio en la actuación democrática de los gobiernos de los partidos tradicionales.

En su actuación parlamentaria hasta 2005, fueron CONTRAS de todo lo bueno aprobado por blancos y colorados. Se opusieron a ley de forestación, se opusieron a la construcción de la planta de celulosa, a la ley que permitió una salida ordenada en la crisis 2002, se opusieron sistemáticamente a todo aquello no propuesto por ellos o que sin capacidad negociadora pudiera ser beneficioso a los hijos de esta patria.

Tan aberrante forma de hacer política, desprestigiando permanentemente al adversario, sin propuestas alternativas, sólo críticas y negativismos, llevaron a que en 2004, con una población muy desilusionada por el gobierno de Batlle les diera el triunfo en las urnas.

Ese triunfo fue con absolutas mayorías parlamentarias al igual que en la administración actual.

Vázquez al mejor estilo marxista, no permitió que ningún integrante de la oposición integrara los cuadros de gobierno y ahora, muchos legisladores frenteamplistas, confundidos, plantean volver a ese esquema para continuar ocultando a la población información relevante y cerrar filas detrás de decisiones corporativistas y totalitarias.

El gobierno de Vázquez movió tanto las raíces de la educación que hoy los resultados alcanzados por nuestros niños y adolecentes no se acercan a los niveles internacionales. La salud que algo conoce, primero eliminó su competencia personal y luego creó un sistema totalitario que metió en una misma bolsa a toda la población quitándoles calidad de servicio.

La élite gobernante no respeta ni los intereses ni las decisiones de los uruguayos. Deberíamos adaptarnos a sus perimidos pensamientos y soluciones propuestas diciendo amén. Así lo demostraron con lo acontecido en el plebiscito de la Ley de Caducidad y toda esta gestión de gobierno de 7 años y poco. Incrementaron los impuestos a la población (IRPF) y al sector agropecuario, vieron como caía la industria textil incluida Paylana, la quiebra de Metzen y Sena con préstamos estatales poco transparentes, la actual quiebra de Pluna –vergonzosa- que debió ocurrir en 2005 luego de la quebrada VARIG, la lenta muerte de Funsa que de 300 obreros en 2005 ha pasado a 30 y el llamado gasto social que procura que los pobres se eternicen en su pobreza son sólo algunos ejemplos.

Pésima gestión de todos los ministros del interior. Ninguno de ellos ha sabido desempeñar el cargo asegurando a la población la máxima seguridad acorde con los estelares recursos disponibles. Pésima gestión de nuestra cancillería con una cada vez mayor cantidad de embajadores políticos en los países de pensamiento de izquierda y en otros beneficiando a los amigos de turno y permitiendo la entrada de socios plenos no deseados al moribundo Mercosur.

La confusión es tan grande que la heladera que preside la IMM no ha podido limpiar la ciudad, reparar las calles, cortar los árboles peligrosos de las aceras y permitido que cuadros prestados hayan seguido un camino desconocido.

El ser opositor está mal visto por la izquierda. Tienen frágil memoria de sus actuaciones pasadas, recuerdan lo que quieren y cierran filas para que los uruguayos no dispongamos de información transparente. Se han olvidado de la dignidad y tienen miedo de quitar ministros y directores de entes inoperantes creyendo que eso es bueno para la oposición. La renuncia de muchos de ellos es buena para el país y si el país va mal y sin rumbo, es pura y exclusiva responsabilidad del Frente Amplio que cuenta con todo el poder político para hacer y deshacer a su antojo.

2 Comentarios »

  • Lonjazo :

    De acuerdo en casi todo. Todos esos grupos y grupitos, esas organizaciones sociales y sindicatos, no son tal cosa. Son todos comunistas con diferentes disfraces. Todos reman para el mismo lado en el mismo bote. En las que duelen y pesan, jamás están en desacuerdo. Yo personalmente, hace mucho que no me como mas la pastilla. Es el comunismo internacional actuando de la forma que sabe. Fascismo descarado, cerril y soberbio.

  • Virginia :

    … Necesito ayuda… Cuando asumió Vázquez, ¿no se ofreció a la oposición integrar cuadros de gobierno…? ¿Idea que fue rechazada unánimemente por la oposición? Se me debe estar escapando alguna cláusula a pie de página…
    Y si “el país va mal y sin rumbo”, pese lo que nos pese, es culpa de todos.
    Muy bueno el artículo

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.