Portada » Titular

La soberbia del poder

12/10/2012 Sin Comentarios

Luis Alberto Lacalle Herrera

La soberbia, ¨satisfacción o envanecimiento por la contemplación de las propias prendas con menosprecio de los demás¨, ronda el poder.

Así fue, es y será pues la condición humana a ello tiene llevada por sus pasiones. Para ello, en los regímenes republicanos y democráticos esta la ley, rigen las normas que reglan la acción de los gobernantes, están vigentes los controles, previos y posteriores a cada uno de los actos oficiales.

Desde hace siete años, legítimamente, el Frente Amplio posee el control del Parlamento junto al ejercicio del Poder Ejecutivo. Mas razón entonces para ser estricto en el ejercicio de la administración.

No ha sido así como se han conducido algunos gobernantes de la izquierda. La certeza, hasta ahora comprobada, de que una mayoría sólida y automática blindará a los responsables frente a los cuestionamientos y los llamados a responsabilidad, ha aumentado la soberbia con que se ejerce el poder.

Soberbia para adjudicar sin competencia y a dedo la sociedad del Estado en PLUNA a determinada empresa.

Soberbia para hacer caso omiso a las observaciones del Tribunal de Cuentas al respecto.

Soberbia para, además, regalarle la garantía del Estado para el cien por ciento de sus deudas

Soberbia para obsequiar a quienes administraron mal la inmunidad legal perjudicando el interés nacional

Soberbia para aprobar una ley que modificaba, con nombre y apellido, la ley de quiebras.

Soberbia para arreglar, antes que a los trabajadores y acreedores comunes, la cuenta de un banco, al que se le llama para tranquilizarlo sobre el cobro.

Soberbia para anunciar que hay varios compradores interesados, cuando no era cierto.

Soberbia para dar un aval sin consulta al Directorio del BROU.

Soberbia para aceptar un oferente sin poder para actuar y con nombre cambiado.

Pocas veces se ha exhibido un igual desprecio por la opinión pública, pocas un daño mayor al prestigio de un país al que se convenció de que iba a ser de primera . De primera… B y peleando el descenso.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.