Portada » Columnistas

Con la UTU podríamos empezar

12/10/2012 Sin Comentarios

Gustavo Penadés

Los legisladores del Partido decidimos, el martes pasado, solicitar al Frente Amplio que defina qué es lo que pretende en relación a la universidad tecnológica. Tomamos esta decisión ante la multiplicidad de ideas y proyectos que maneja el Frente Amplio que ponen de manifiesto que no sabe lo que quiere. Sin embargo los frentistas se enojaron y nos llenan de reproches.

Reafirmamos que el Frente Amplio no sabe lo que quiere en cuanto a proyectos de ley y, lo que es más grave, no sabe lo que quiere respecto al futuro de la enseñanza tecnológica.

Como dijimos unas semanas atrás, el proyecto, la iniciativa más sensata es la idea del Presidente de la República, en cuanto modifica la naturaleza jurídica de la UTU concediéndole autonomía. Después, progresivamente se consolidará el proceso –dinámico por definición – por el que se irá alcanzando la finalidad propuesta: fomentar y difundir la investigación e innovación técnica y tecnológica, así como la educación tecnológica en todos sus niveles.

Hacerlo a partir de una institución que viene desarrollando esos objetivos desde hace casi un siglo y medio, y lo hace bien, pero que, además, está presente en todo el País, parece lo más sensato. Una institución que ya hoy forma ingenieros de nivel similar a los que forman otros centros universitarios públicos y privados, que desarrolla tecnología, y que cuenta con una enorme experiencia acumulada.

El otro camino –que tiene sus virtudes también- conlleva el empezar desde cero con lo que sabemos que ello conlleva: personal, técnicos, infraestructura, vehículos, etc, etc. Y, si a todo eso le sumamos un cogobierno similar al de la UDELAR las expectativas no son nada auspiciosas.

Por otra parte, y para quienes no lo saben, hasta 1973 la UTU era un ente autónomo cuya dirección estaba integrada, entre otros, por representantes de los Consejos de Primaria, Secundaria y Universidad; de la Cámara de Industrias; Comisión Nacional de Bellas Artes; Federación Rural; Comisión Nacional de Fomento Rural, y dos representantes del profesorado.

Lo rápido y práctico está a la vuelta de la esquina, pero, otra vez, el afán caprichoso y vanidoso del Frente Amplio de ser refundador de lo que ya existe, sumado a la eterna lucha por el poder del Codicen y de la UDELAR, posterga las soluciones y perjudica a los uruguayos, especialmente a los más jóvenes.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.