Portada » Destacado, Editorial

Astori y Lorenzo

12/10/2012 Sin Comentarios

Editorial

Sabemos que hay una mayoría absoluta del Frente Amplio en ambas cámaras. Sabemos, por experiencia, que la misma es impermeable a los razonamientos y las denuncias.

No perdemos la esperanza de que en este caso de Plunagate alguien tenga el coraje de actuar en defensa de la buena administración, de la responsabilidad por la mala administración de los bienes públicos, y que actúe en consecuencia.

No hay mayoría que pueda tapar, con contumacia, los desarreglos a los que la soberbia del poder ha llevado a los dos gobiernos de la izquierda.

Ya no se trata de errores sino de horrores. No valen los ¨me equivoqué¨ y seguir tan campantes como si se pudiera atribuir a gente responsable y técnicamente preparada la sucesión de actos reñidos con las normas más elementales de la administración de lo ajeno.

No son ignorantes, novatos o inexpertos los responsables sucesivos de la cartera de Economía.

No se toleraría semejante escapatoria en el ámbito de lo privado, menos en el público donde cada decisión esta claramente reglada, justamente para prevenir daños a lo que es de todos.

Decisiones personales drásticas de asunción de responsabilidad hacen falta y se esperan. En medio de este naufragio pueden salvar el honor…

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.