Portada » Columnistas

¿Dónde está Nicolini? PLUNA lo necesita

12/10/2012 Sin Comentarios

Silvio Previale

En este momento, en que ha surgido un “negocio” con españoles con PLUNA, con nombres falsos, o segundos nombres en lugar del primero y otra “yerbas”, haría falta que apareciera aquel “abanderado” de la verdad llamado Leonardo Nicolini, y que a finales de los 90 recorría nuestro país desentrañando lo que él llamaba “actos de corrupción” ensuciando a diestra y siniestra a reconocidos hombres del Partido Nacional, y ahora no aparece para gritar a los cuatro vientos que aquí hay un “acto de corrupción” que un nuevo “pirata español” trata de desembarcar de su vehículo “Cosmo” para aprovecharse de los orientales.

Pero Nicolini no aparece, y que va a aparecer, primero que si uno “googlea” su nombre, lo primero que aparece, o lo último es una noticia del 2007 donde un Fiscal pide su procesamiento por Fraude, cuando intentó usar un carné de asistencia médica gratuita en para ser operado por Salud Pública siendo Senador de la República.

Pero más allá de el recuerdo a un señor que por cierto, nada bien le ha hecho al país, deberíamos ahora retomar sus palabras y hablar de los “corruptos en el gobierno”, ya que, si hay algo se que parece a un acto de corrupción, o al menos de “tráfico de influencias” es lo que ha pasado con PLUNA, un señor compra por U$S 137.000.000 (ciento treinta y siete millones de dólares) en una subasta pública y figura con su segundo nombre y apellido… ¿nadie le pidió su documento?, o tal vez era una de Mercado Libre donde el comprador usa un apodo… Por cierto… a esta altura el gobierno ya podría intentar vender los aviones por Mercado Libre a través de internet, tal vez sea más honesto y ágil.

Lo cierto que han sido tan burdas las acciones, que no se necesitó que Nicolini, fraguara faxes o mails para descubrir que las cosas no estaban claras, lo que sí está claro, es que el gobierno actual trata de tapar sus errores, uno tras otro, en el caso PLUNA, lo real es que comprador, no hay, aval para la compra, parece que tampoco y sumamos y seguimos en una serie actos, que si no son ilegales, son éticamente y más aún políticamente incorrectos… ¿Y estos señores, que hoy nos gobiernan y hacen estas cosas, se atrevieron a juzgar las acciones de los hombres del Partido Nacional y el gobierno de Luis A. Lacalle de 1990 – 95?

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.