Portada » Columnistas

Pluna-Cosmo

05/10/2012 Sin Comentarios

Ricardo Puglia

El 13 de septiembre próximo pasado la Auditoria Interna de la Nación informó que el costo total de las siete aeronaves Bombardier, CRJ 900, modelo CL-600-2 D 24 adquiridas por la ex PLUNA S.A. a Bombardier Inc. Canadá fue de 177 millones de dólares y el saldo impago de esta compra es de 127,8 millones de dólares con vencimiento en 2013 los que fueron afianzados por Pluna Ente Autónomo a Pluna S.A. por 178 millones de dólares sin que existiera una norma legal habilitante.

En noviembre de 2011, luego de que Pluna recibiera el séptimo avión, Bombardier Inc. Canadá, sólo entregó tres aviones más y en julio de 2012 entregó el último a una aerolínea China y desde entonces descontinuó la producción del CRJ 900 para pasar a producir el CRJ 1000.

La ley 18.931 encomendó al fideicomiso creado en la misma, cuidar de las aeronaves de Pluna compradas (7) y arrendadas (6) y el lunes próximo pasado se subastaron las primeras en un remate abierto y con un solo oferente en la suma de 137 millones de dólares a la empresa Cosmo Líneas Aéreas, de origen español, con sede en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón.

Al menos los uruguayos/(as) PERDIMOS 40 millones de dólares entre el precio de compra y el precio obtenido en el remate, esto sin tener en cuenta los gastos que cada parte haya tenido y tenga en el cierre final de todo el proceso.

La aventura Vázquez-Astori-Rossi-Campiani con el apoyo “in totum” de la mesa política del Frente Amplio en 2007 comienza a mostrarnos otro agujero negro, ahora, el de Bombardiers al precio de Boings, rematados a precio de Cesnas!!!

El agujero se agranda cuando agregamos la PÉRDIDA por 28 millones de dólares que Ancap dejó de cobrar por la venta de combustible a Pluna S.A. y que a través de algún artilugio ANCAP cobrará del MEF para que Sendic y asociados no sean salpicados de tal irresponsabilidad crediticia.

Cosmo Líneas Aéreas es una compañía de vuelos charter (vuelos contratados) y low cost (costos bajos). Su flota está compuesta por un Airbus A320 de 180 plazas al que ahora se suman los siete Bombardier para atender los vuelos de bajos costos entre Londres, Costa del Sol y Baleares en temporada alta y Europa del Este y Central en temporada baja.

En definitiva, con la venta de los aviones Bombardier el Ministro de Economía y Finanzas no visible en esta etapa, se asegura los fondos para el pago de lo adeudado al Scotian Bank de Canadá sin tener que recurrir a Rentas Generales e incrementar el déficit público.

Los pasivos del giro de Pluna S.A. y los derivados del incumplimiento por la venta de pasajes anticipados deberán esperar a la liquidación y estarán a prorrata de lo que se reciba.

Otra historia diferente es la plantilla de trabajadores directos con que contaba Pluna S.A., para la cual no se vislumbra una solución única. Deberán tener en cuenta, la prejubilación a los empleados cercanos a la edad de retiro, la redistribución en otros organismos y/o ministerios del gobierno central, la chance de ser incorporados a otras compañías aéreas mediante algún convenio que se pueda alcanzar, y por último un despedido generoso a los más jóvenes. No entendemos la alegría por el remate.

Espero que no se vuelva a hablar más de una compañía aérea de bandera nacional con participación estatal y sean devueltos al arrendador los aviones recibidos en Leasing. Nuestro Estado no debe tener una línea de bandera nacional, liciten las frecuencias para dar la conectividad perdida incluyendo un número de ex empleados en cada una, no se hagan los empresarios que no son y gestionen el país como lo haría un buen padre de familia.

Es mucho más importante para el Uruguay contar con una infraestructura vial moderna, ferrocarriles, complementando la logística exportadora junto a la creación de una flota mercante fluvial y marítima que nos permita un desarrollo independiente de las tarifas y fletes internacionales que crear una nueva empresa aérea de pasajeros cuyas frecuencias pueden ser adjudicadas a empresas existentes que cuentan con los requisitos necesarios para brindarlas satisfactoriamente. Las futuras generaciones agradecerán decisiones inteligentes y no viciadas de cortoplacismo electoral.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.