Portada » ¡Apoyado!

Frente Amplio: la hora de pujas internas y gestión errónea

05/10/2012 Sin Comentarios

Daniel Herrera Lussich, diario El País – 29.09.2012

La caída en picada de la intención de voto al Frente Amplio, demostrada en la última encuesta de Cifra, ha suscitado en el conglomerado gobernante distintas reacciones, duros antagonismos y propuestas pacíficas.

Las diferencias de criterio en las prácticas empleadas surgen claras en la respuesta que el vicepresidente del FA, Juan Castillo, le hizo al secretario de la Presidencia, Alberto Breccia, para que los arduos problemas del frenteamplismo se ventilen dentro y no hacia fuera, aludiendo a sus declaraciones sobre enfrentamientos que existen por la disputa de “chacras” o parcelas de poder.

Pero el presidente José Mujica es duro de contener en su clásica verborragia, donde pasa bajando “récords” en ideas y proyectos que luego se convierten en recuerdos. En el último mes sin duda ha moderado algunos de sus términos, a los que siempre da un giro con sentido peyorativo al hablar de determinadas hortalizas cuando se siente ofendido con algún periodista porque pregunta demasiado o indaga en temas que le molestan. ¿Le llegaron las críticas?

Y lo peor surge de su reiterado pregonar que carece de influencia y poder y que los legisladores frentistas no siguen sus directivas de gobierno. Hace pocas horas recordó las críticas que recibió cuando la última revisión ministerial, aunque el “sayo” la cayó bien, sacó sin muchas contemplaciones al ministro mejor valorado por la opinión pública: Lescano. ¿Los motivos? Aún los estamos por saber.

ENFRENTAMIENTOS. Los duros antagonismos a los que referimos se materializan en la respuesta recibida por Danilo Astori del coordinador del Pit-Cnt, Marcelo Abdala. Mientras un alicaído vicepresidente instaba a mejorar la eficiencia en materia de seguridad, salud y educación, inmerso en la tibieza de una prudente reformista social-democracia, el dirigente Abdala, con la contundencia del más puro puño marxista, proclama que “la lucha de clases es inherente a un modo de producción en el que el trabajo se socializa cada vez más”. (La República pág. 2 domingo próximo pasado). En otro tono, ante una callada y silenciosa intendenta Olivera, hundida probablemente en el desprestigio de su fracasada gestión, la ministra Kechichian sale en su auxilio pretendiendo que se le reconozca a la labor municipal logros secundarios (el éxito del Carnaval, el auge del cine, la reparación del Solís, el bus turístico) que ni siquiera por asomo mitiga o atenúa el déficit notorio en las tareas fundamentales e imprescindibles de todo jefe municipal: limpieza, iluminación, bacheo, orden en el tránsito vehicular. Y atribuye la mala imagen y las críticas a meros propósitos electorales. También la presidenta del Frente, la senadora Mónica Xavier, que no abandona su banca ni habla más de ese tema, convoca a una mayor militancia con la gente como clara respuesta al impacto provocado por la visible merma del apoyo de su electorado.

La falta de activa militancia de los simpatizantes de la izquierda es uno de los graves problemas que más inquietan a los frenteamplistas desde comienzos del año 2012. No son sólo los sondeos de opinión que exhiben porcentajes en acentuada baja, también la pérdida de su clásico poder de convocatoria a los actos públicos y, en especial uno de los golpes más severos de los últimos meses, la falta de respuesta a la apabullante propaganda incitando a concurrir a las urnas en las elecciones internas. Como todos recordamos en la aún fresca designación por voto popular del presidente de la coalición, lucha que ganó la senadora Xavier por amplia diferencia sobre Ernesto Agazzi, Juan Castillo y Enrique Rubio, exhibiendo en el resultado final un déficit de nada menos que 50 mil votos en relación con los comicios anteriores.

Las discrepancias luego se acentuaron entre los grupos; es notorio el enfriamiento y se observan ante cada problema o planteo que surge en el FA, entre el sector mayoritario, el Movimiento de Participación Popular, liderado por el presidente Mujica, y el Frente Líber Seregni, que sigue las directivas del vice Danilo Astori.

Por otro lado la conflictividad con los gremios continúa y llegó a un punto extremo la disputa con los cirujanos, cuyas medidas, según el presidente de la Sociedad de Cirugía, Mario Burger, “eran las únicas que teníamos para hacer reflexionar a las autoridades”.

El diputado Javier García, que también es médico, ha dicho con toda certeza que no se explicaba cómo no se arreglaba el tema del pago de la nocturnidad de las guardias de los cirujanos, que costará solamente unos US$ 250.000 por año, que si se comparan con los 180 millones de dólares que le dieron a Campiani para comprar aviones para Pluna, los comentarios surgen solos.

Y sobre esto, ahora que se acerca el postergado remate, nos lleva de la mano para reclamar que se le aclare a la población, que contribuye y paga, algunas cosas como:

¿Qué responsabilidad se le exige al “broker” que incluyó a Leadgate entre posibles gestores y cobró por ello altísimos honorarios?

¿Por qué se eligió a un grupo insolvente e inexperto para gestionar una compañía, pese a las observaciones del Tribunal de Cuentas?

¿Por qué razón se le entregó el Argentino Hotel de Piriápolis al gestionante y luego se le volvió a tomar por una cifra millonaria en dólares?

¿Cómo pudo darle Ancap un crédito por 28 millones de dólares sin la menor garantía de pago, solo cheques que luego rebotaron?

¿Qué pasó con los locales y valores que tenía Pluna en Argentina y Brasil?

¿Por qué se le otorgó a Leadgate la cláusula de indemnidad cuando anteriormente los senadores del Partido Nacional habían presentado una denuncia penal ante el Juzgado del Crimen Organizado?

¿Qué pasó con el monto de lo recaudado por concepto de “tasa de aeropuerto”, y si es verdad, como se dice, que Pluna S.A. nunca lo virtió a las arcas estatales?

¿Cuál es el activo que le dejaron a Pluna para responder al pago de los acreedores laborales y privados?

¿Qué está previsto para después del remate con respecto a las frecuencias de vuelo de Pluna en la región y las del puente aéreo con Buenos Aires?

Hace pocos días el Colegio de Abogados del Uruguay se pronunciaba protestando por las proyectadas trabas en los juicios contra el Estado y pensamos que esto puede tener que ver con el sinnúmero de planteos resarcitorios que se formulan en demandas basadas en la responsabilidad creada por la ley para la liquidación de Pluna, que aunque ya era insolvente, con el remate de los aviones fue dejada sin activos.

Frente a esta grave situación, ¿alcanza con decir simplemente “nos equivocamos”, como lo han reiterado figuras de la cúpula del anterior y actual gobierno?

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.