Portada » Columnistas, Titular

La Reina del Plata y el Carnavalero Uruguay

14/09/2012 Sin Comentarios

Ricardo Puglia

Los diferentes gobiernos argentinos luego de depuesto el último virrey español el 25 de mayo de 1810 y la formación de la Primera Junta que gobernó las Provincias Unidas a las que pertenecimos y luego, desde la sede porteña de gobierno, La Casa Rosada, han hostigado, sitiado, atormentado, abrumado, inquietado con más o menos virulencia a los gobiernos uruguayos de turno. Y este es un hecho incontrovertible hasta en nuestros días.

Los porteñizados gobiernos argentinos no son los hermanos argentinos que nos vienen a visitar, a veranear, a invertir, a producir, a formar familias rioplatenses y a buscar un suelo seguro, sea escapando de la incontrolable delincuencia de la capital porteña o buscando un suelo seguro para sus ahorros luego de los pillajes de personeros como Martínez de Hoz y Caballo.

Argentina tiene cinco vecinos fronterizos, Brasil, Chile, Bolivia, Paraguay y Uruguay, siendo para los tres últimos el bravucón del barrio. Ante amenazas K de diferentes tenor, la Administración de izquierda de T.Vázquez solicitó al entonces Presidente Bush ayuda militar en caso de una invasión kirchnerista. ¿Como habrán sido las mismas para que este pidiera ayuda al imperio?

No contentos con molestar a los países más chicos y sin poder militar bélico, molestaron en su momento a Chile por los límites territoriales en el Canal de Beagle. El poderío militar chileno agregado a la exitosa mediación papal, evitó un conflicto armado con su vecino. Con Brasil, obviamente no se meten porque es el hermano mayor que deben respetar.

Pero, no tranquilos con sus bravuconadas americanistas y siguiendo los pasos de uno de sus mentores caribeños, confiscaron en abril pasado la participación accionaria y ejecutiva que Repsol de España mantenía en YPF (similar a ANCAP) desencadenando una serie de reclamos en toda la Unión Europea y otros países del primer mundo que prefieren mantenerse alejados del gobierno K al igual que el gobierno de Gran Bretaña después de la nefasta invasión del Gral. Galtieri a las Malvinas. Hoy es difícil conocer con que país el gobierno K no está enfrentado.

A Uruguay le afectan todas las medidas del kirchnerismo, no sólo las proteccionistas que con saña la viuda K ha implementado a través de la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos, similar a la DGI) con la retención de 15% a las compras de argentinos con tarjetas de crédito en el exterior siendo el principal objetivo obstaculizar los viajes fuera de la Argentina para desincentivar el consumo en el exterior y veranear en la Argentina esta temporada.

Los argentinos habían encontrado la forma de hacerse – de manera indirecta- de dólares baratos evitando el cepo cambiario: Cuando volvían del exterior podían saldar sus gastos en dólares desde una cuenta en pesos al tipo de cambio oficial. No contentos con la destreza de nuestros hermanos, les prohibieron el retiro de dólares en los cajeros automáticos del exterior y limitaron la entrega de dólares físicos a los turistas, de manera que el promedio por día y por persona no pasara los us$ 80. Más tarde obligaron a la conversión a moneda local para quienes viajen a los países limítrofes.

Las medidas comerciales proteccionistas como las prohibiciones de ingreso de exportaciones uruguayas ya han dañado a más de una empresa como Laja S.A., empresas textiles y de confecciones, etc., y enviado al despido o al seguro de paro a miles de trabajadores uruguayos.

La ingenuidad e inexperiencia soberbia de la Administración Mujica ha puesto la frutilla en la torta. Cerró un tratado fiscal con la Argentina K, a pesar de ser quienes nos picanean un día sí, otro no y tienen como propósito que seamos en los hechos su 24ava. provincia.

Uruguay a través del tratado fiscal se comprometió a brindar datos en poder de bancos, de otras instituciones financieras y de cualquier persona que actúe en calidad de mandatario o fiduciario como también toda documentación vinculada a la propiedad de Sociedades, Sociedades Personales, fideicomisos (incluyendo información sobre los fiduciantes, fiduciarios y beneficiarios) y fundaciones (incluyendo fundadores, miembros del consejo de administración y beneficiarios).

Si bien la AFIP debe demostrar que agotó los mecanismos para obtener en su territorio la información, ésta debe fundamentar que el pedido se hace por una sospecha concreta y de esa forma acceder a la información financiera de decenas de miles de ahorristas argentinos respecto a los depósitos que por us$ 2.300 millones mantienen en los bancos uruguayos y que a sus vencimientos irán a otras plazas donde la Argentina no posea tratados fiscales.

Primero fue Vázquez y ahora es Mujica, quienes en su ineficacia e ineptitud para administrar y gobernar el Uruguay no han defendido cabalmente los intereses de sus gobernados y se han dejado avasallar por el poncho patrio de K y su viuda. Es necesaria una estrategia nacional donde participen todos los involucrados y actuar rápidamente ante el caos que se avecina.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.