Portada » Columnistas

Solis de Mataojo

24/08/2012 Sin Comentarios

Francisco Gallinal

Desde el pasado 5 hasta el próximo 25 de agosto, los habitantes de Solís de Mataojo en el Departamento de Lavalleja, están viviendo jornadas de gran festejo. Solís de Mataojo tiene la característica como otros pueblos de nuestro país, que no se debieron a la iniciativa gubernamental sin al esfuerzo privado. La Constitución de la República otorgaba competencia a la Asamblea General para crear nuevos departamentos pero nada determinaba en relación con la fundación de pueblos en el ámbito de esos mismos departamentos.

Algunos propietarios o sociedades en posesión de tierras recurrían al Cuerpo Legislativo para recabar su sanción. En los círculos gubernativos predominaba el criterio que el espíritu de Empresa de los especuladores contribuía decisivamente a los grandes progresos materiales del país, así como al fomento de la inmigración que tanto necesitaba el Uruguay.

Durante el gobierno del Dr. José E. Ellauri, al amparo de un breve período de paz fueron creados Nuestra Señora del Carmen, en el departamento de Durazno; Solís, en el de Minas; 25 de Mayo, llamado también Isla Mala y Sarandí Grande, ambos en Florida; Pan de Azúcar en Maldonado. Noventa años habían transcurrido desde la fundación de la Villa de la Concepción de Minas, cuando en mayo de 1874 un vecino de Pando, Lázaro Cabrera, se dirigió al Ministro de Gobierno de la época, para expresarle que siendo muy crecido el número de habitantes que existían en el paraje denominado Mataojo, jurisdicción de Minas, se hacía indispensable y conveniente formar un pueblo, en razón de la distancia existente entre las Villas de Minas y Pando.

Con ese mismo espíritu emprendedor de la fundación de Solís de Mataojo, el 19 de Abril de 1912 se labraron los Estatutos del Club Solís siendo certificadas las firmas del mismo, con fecha 22 de Agosto de 1912 por el Escribano Público Carlos Fernández, designándose a DON ENRIQUE FABINI (Hermano de Eduardo Fabini) como PRESIDENTE HONORARIO de esta Institución.

El club ha sido centro de encuentro de Eduardo Fabini, Espínola Gomez, y Capagorry, figuras de la cultura destacadas a nivel nacional e internacional y que eran oriundos unos y residentes otros del pueblo. En 1954 comenzó a funcionar en Solís el liceo sin local propio deambulando por distintos locales entre ellos el Club Social Solís. En el año 1972 El Liceo fue trasladado a un edificio de propiedad del Ministerio de Cultura, declarado monumento histórico por haber nacido en él el ilustre músico Eduardo Fabini.

La actual comisión del club: Presidente: Verónica Machado, Vicepresidente Jorge Poncet, Secretaria Mary Poncet, Prosecretaria Sara Tudurí, Tesorera Yaneth Martínez, Pro tesorero Fabricio Hernández, Vocales Gabriela Marrero, María del Huerto Hernández y Fany Estévez.

En el club se realizan bailes, fiestas de cumpleaños, casamientos, espectáculos culturales de distinta índole, se han realizado fiestas de fin de curso de los lugares de enseñanza. Es un centro de solidaridad, de confraternización, que genera sentido de identidad convocando también a los que nacieron en el pueblo pero ya no viven en él.

Ejemplos como el que acabamos de describir, de pueblos e instituciones sociales que hicieron “Patria” los hay a lo ancho y a lo largo de todo nuestro Uruguay. Vaya para todos ellos nuestro homenaje a través de Solís de Mataojo.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.