Portada » Columnistas

¡Derechos para todos!

27/07/2012 1 Comentario

Michael S. Castleton- Bridger

Recientemente la Dra. Mercedes Rovira candidata a rectora de la Universidad de Montevideo hizo unas declaraciones controversiales.

¿Controversiales para quienes? Sin duda para los homosexuales de nuestro país. Sin duda para los liberales de nuestro país entre los cuales me encuentro. Sin duda que las declaraciones de la Dra. Rovira no lo son para los homofóbicos, que no pocos, pueblan nuestra república.

El tema es que homofóbico o no la Dra. Rovira, exquisita persona e intelectual de excelente nivel tiene derecho a tener su opinión y a manifestarlo.

Cualquiera que persiga a la Dra. Rovira por sus juicios expresados dentro de la libertad que todos aún tenemos en este país está atentando contra su libertad individual y claramente contra su libertad de expresión.

Del mismo modo que la comunidad homosexual tiene derecho a manifestar su condición y además vivirla como y cuando le plazca también por definición lo tienen los que no profesan esa condición.

Los homofóbicos, que aclaro, estoy seguro no es la posición de la Dra. Rovira, también tienen los mismos derechos.

Lo que nadie tiene es el derecho de discriminar en materia laboral o social a los que eligen una opción sexual distinta a las tradicionales.

Quien hoy persigue o denuncia a la Dra. Rovira por sus dichos, hace en términos matematicos, una discriminación recíproca contra la propia Dra. Rovira y los que piensan como ella.

La homosexualidad es una opción de vida al igual que el celibato que eligió Mercedes Rovira. Uno podrá estar en desacuerdo o no, pero cualquiera sea la posición adoptada nadie tiene derecho a limitar la expresión de opiniones sobre estos temas siempre y cuando no sean gratuitamente ofensivas.

Personalmente aclaro que pienso que la homosexualidad es una condición que quienes hemos trabajado en contacto con la naturaleza vemos con relativa frecuencia. No por eso nos debe agradar, ni es una condición que deseemos para nadie. Pero, la libertad es libre y cada uno tiene el derecho de elegir su estilo de vida y opinar sobre el de los demás siempre y cuando no discrimine ni sea ofensivo.

Los homofóbicos deben tener los mismos derechos de opinar que se les asigna a los homosexuales . Ninguno tiene derecho a discriminar.

El tema es la libertad. Parafraseando a Voltaire,’discrepo profundamente con lo que dice, pero estoy dispuesto a morir para que pueda decirlo’.

La Dra. Rovira está en todo su derecho de decir lo que piensa.

Pobres de nosotros cuando no lo pueda hacer ella, o nosotros.

1 Comentario »

  • Virginia :

    Touché

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.