Portada » Columnistas

Mucha soberbia y nada de humildad

20/07/2012 Sin Comentarios

Gustavo Penadés

Insólitamente el Cr. Astori pudiendo exponer ante sus pares los motivos de su entusiasta apoyo al negocio con Leadgate, prefirió callar y recurrir a una carta.

El Frente Amplio difunde esa carta como un gran gesto, como el gesto inédito de un gobernante que se acusa públicamente de sus pecados.

Ni una cosa ni la otra.

La carta de Astori reafirma que él y el Frente Amplio son personas honorables mientras el resto de los mortales son seres menospreciables.

Una carta que de humildad no tiene nada y de soberbia mucho. No es otra cosa que soberbia afirmar que actuó con buena intención y malos resultados en aras del bien común mientras que otros hicieron malos negocios pero sembrando la sospecha de que sus móviles no eran buenos.

Soberbia, es no reconocer que se equivocaron en todo: desde seleccionar a dedo a Leadgate, a todo lo que vino después. Soberbia al haberse negado a los razonamientos y razones que la oposición, y en especial el Partido Nacional por intermedio del senador Moreira, continuamente señalaron.

Soberbia al no reconocer que hubo irregularidades que se muestran claras y patentes y que no requieren de ningún juez para ser demostradas. Cosa diferente es la imputación de las conductas a personas determinadas.

Se refugia, al igual que la totalidad del Frente Amplio, en el supuesto error de los otros para eximirse de responsabilidad.

Dicen que, como con Varig nos fue mal, entonces nadie los puede responsabilizar de que con Leadgate nos haya ido mal, como si las circunstancias hubieran sido similares y comparables.

Astori y el Frente Amplio están muy lejos de aceptar con verdadera humildad que también el desaparecido Víctor Rossi, y Tabaré Vázquez –entre otros- metieron la pata y llevaron adelante un negocio malísimo para el Estado pero que defendieron a capa y espada en el Parlamento. Y, lejos de dar la cara y asumir con valentía las responsabilidades que pudieran corresponderles se negaron a que el Parlamento investigara. ¿Qué tienen para ocultar?

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.