Portada » Columnistas

Los propietarios del Estado

20/07/2012 Sin Comentarios

Jaime Mario Trobo

No insistiremos en la pésima solución que el Frente Amplio en el gobierno, está dando al desastre de PLUNA, resultado de la permisividad con la que actuó el Gobierno de Vázquez por consejo de Astori y Rossi. La opinión pública se está formando opinión y seguramente ejercerá su dictamen sobre la actuación del gobierno en este como en otros desaciertos que irán apareciendo.

Pero en este episodio, no solo se ha demostrado que los “superhombres” de la izquierda son simples mortales que le erran, como en el pasado también han demostrado que se corrompen y que no conocen los límites que deben respetar para no practicar el nepotismo o el vulgar amiguismo, que fueron temas históricos de su discurso acusatorio a todos quienes no compartieran sus ideas.

En este episodio han demostrado también el concepto que tienen del estado. Han demostrado que creen que el estado les pertenece, al punto de manejar sus asuntos como si fueran su patrimonio.

Las noticias de que Sendic, presidente de la empresa ANCAP, condicionó el voto en la Cámara de Representantes de un Diputado que tiene relación con él, a que el Presidente Mujica se comprometiera a pagarle una deuda que la empresa fundida PLUNA había generado por compra a crédito de combustibles, es una muestra de ello. También las noticias de que la empresa que preside Sendic le dio un crédito millonario en dólares a PLUNA sin que se sepa hoy quien fue el responsable, muestra una actitud displicente alejada de la regla republicana que debe conducir a los responsables de la administración de un bien público, no privado.

En estos episodios, como en otros, nuestros gobernantes actúan como si fuesen un “patrón de estancia”, hablan y resuelven en las cuestiones públicas como si se tratara de sus bienes privados; si Sendic fue permisivo en los créditos a PLUNA, vaya a saber por que gestiones, el Presidente Mujica le resuelve el problema diciéndole “ dejalo por mi cuenta yo te aseguro que vas a cobrar”, como si se tratara de de un asunto que el pudiera resolver por sola voluntad o capricho.

Este episodio revela una actitud, una visión, una cultura, que está en dirección opuesta a las que indica un verdadero comportamiento republicano. Y es lamentablemente la que cada día mas se practica en el gobierno de Frente Amplio, que entiende que la política debe someter al derecho. Así estamos.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.