Portada » Columnistas, Titular

Hace veintitrés años que el FA gobierna Montevideo

13/07/2012 Sin Comentarios

Jaime Mario Trobo

Hace veintitrés años que Tabaré Vázquez prometió terminar con los basurales en noventa días.

Hace dos años que el quinto Intendente del Frente Amplio asumió comprometiendo resolver el problema y en estos días el caos con el que lidia Ana Olivera, demuestra la incapacidad para gestionar y la falta de creatividad e ideas para resolver el grave problema sanitario que aqueja a Montevideo.

La basura ha conformado día a día una economía de la que dependen muchas familias, y aún cuando el país transita por el ciclo de prosperidad más importante de los últimos cincuenta años, el discurso y los planes del gobierno para integrar a estos compatriotas a la formalidad y actividades laborales en condiciones de salubridad han fracasado rotundamente.

Tiene que ocurrir un accidente, el fatal resultado de la incapacidad para poner límites y resolver los problemas, para que se tomen algunas medidas que no son sustentables salvo que se encuadren en un plan que no se conoce ni por asomo. Que un carrito de recolección de residuos conducido por un niño provoque un accidente fatal, ha sido el detonante de una alarma que desnuda la falta de políticas.

Por si el problema de la mugre de la ciudad en todos sus barrios fuera poco, si la dependencia de miles de familias de la recolección y clasificación de residuos no fuera importante para ocupar los desvelos de un gobierno. Queda aún el rostro social mas doloroso de toda la situación, el trabajo infantil en la basura.

Y que han hecho el gobierno departamental y el nacional en este tema. Realmente muy poco.

Por la Ley 17298 se aprueba el convenio 182 de OIT por el que el Uruguay se compromete a “conseguir la prohibición y la eliminación de las peores formas de trabajo infantil con carácter de urgencia”. La ley es del año 2001 y de ella se desprende que el trabajo de niños en la basura es “ilegal y peligroso”, no obstante hasta la fecha esta norma no ha sido reglamentada y por tanto no se ponen en prácticas sus alcances.

Desde el año 2009 el Comité de Erradicación del Trabajo Infantil (CETI) tiene proyectado el Decreto que reglamenta la implementación del convenio mencionado, y el gobierno no ha tenido tiempo de sancionarlo, y la Intendencia de Montevideo no ha tenido interés en impulsarlo.

En estas horas, y en el marco de una propuesta que la Lista 71 realizará en la Junta Departamental para encarar la progresiva reducción de los recolectores callejeros y empezar a dar solución al grave problema, también planteamos en la Cámara de Diputados la exigencia al Poder Ejecutivo que asuma su responsabilidad, apruebe la norma reglamentaria de la ley y encare un drama social y familiar que vive el Uruguay, los cientos sino miles de niños que trabajan y lo hacen en la basura.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.