Portada » Actualidad

Fumando la violencia y la información

22/06/2012 Sin Comentarios

Jorge Azar-Gómez

El miércoles 20 de junio, se montó en el 710 de la Pza. Independencia (Torre Ejecutiva) un sketch propio del antaño programa argentino “Polémica en el bar” donde cuatro individuos se sentaban en una mesa a entreverar temas para luego fomentar la discusión de los mismos.

Estos cuatros jerarcas, un tanto desprolijos en su presentación, hasta se iban sin hacer mención a la propuesta numero 15, desarrollaron una serie de ideas, las cuales , de aprobarse, recién estarán en condiciones de aplicarse recién en el 2013 y seguramente mas del 50% quedarán en una sana intención.

Y es así como, los tres ministros y el secretario de la presidencia, comenzaron a deshojar una serie de “titulares” sin contenido, algunos de ellos eran el resumen de lo que clamaba la opinión pública, otros eran una copia fiel de lo que se encuentra en el buscador Google y el broche de oro lo dio lo referente al contenido de los informativos y la programación de los medios de comunicación al decir el ministro Olesker : “Usaremos todas las herramientas que hoy disponemos para el control de estas situaciones y no descartamos la elaboración de medidas de mayor regulación sobre el uso de las imágenes de violencia en los medios”.

Y concluyó expresando: “En esa misma dirección es necesario, como existe en otros países del mundo, regulaciones sobre los contenidos de los comentarios de internet que, en el anonimato, muchas veces inducen a la violencia”.

Vaya casualidad ¡! , en diciembre de 2010, la Asamblea Nacional de Venezuela reformó la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión (Ley Resorte), para establecer regulaciones sobre los contenidos en internet y el sector de las telecomunicaciones.

Algunos de los argumentos esgrimidos para llevar a cabo los cambios en la Ley sostienen que en Internet circula una gran cantidad de información que es recibida sin regulación en cuanto a su contenido, y también se habló de proteger a los menores de edad y de marcar horarios que deberían ser supervisados por las autoridades.

Asimismo, en los medios audiovisuales será sancionada la difusión de mensajes que pudieran “hacer apología del delito”, “fomentar zozobra en la ciudadanía” o los destinados a “desconocer a las autoridades legítimamente constituidas” en páginas web venezolanas”.

En relación a los “sistema de centros de mediación y negociación de conflictos en algunas zonas del área metropolitana” encontramos en internet cientos de ejemplos de este sistema impuestos en varios países, el grupo de estudios no se esforzó mucho en profundizar en el tema, dado que el texto del documento es casi similar a los que se encuentran en Google.

Lo mismo sucede cuando afirman que: “En el caso de los centros educativos se propone una experiencia de creación y fortalecimiento de espacios de mediación” y que es intención “crear nuevas centralidades en algunos barrios del área metropolitana dotando a los mismos de enclaves multipropósito con infraestructura para la convivencia”.

Todo ello esta explicitado y documentado en Google, avalando aquello de que “las ideas no se matan, se roban”.

La idea de la legalización, producción y distribución de la marihuana, está lejos de ser una solución, para transformarse en una pesadilla cuando se intente efectivizar.

Es que con el afán de “el duende” de largar la noticia cuando el presidente Mujica estuviera en Brasil con todos los medios de difusión a su alrededor ,lo cual le dio un protagonismo especial, no analizaron entre muchas cosas, ni supieron explicar , como ni donde se cultivará la marihuana, dónde se venderá , si habrá un registro o no de los consumidores y para peor no se han dado cuenta que al venderse a mayores de 18 años , fomentan el mercado negro de la droga para los menores y las bocas de pasta base seguirán con su negocio ampliado.

Muchas dudas nos deja este compilado de ideas denominado “Estrategia por la vida y la convivencia”, por el bien de todos nosotros y de la juventud, ojalá nos equivoquemos y todo pueda concretarse de la mejor manera, sin improvisaciones y sin protagonismos.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.