Portada » Actualidad

Aclaración de Juan Gabito

22/06/2012 Sin Comentarios

Señor Director de “El Observador”

Me veo en la necesidad de dirigirme a Ud. en relación al artículo aparecido en la edición digital de “El Observador” del día de hoy, titulado “Blancos y Colorados, cómplices por omisión”, en el que se me atribuyen actitudes y conductas inexactas y agraviantes, reñidas con normas de Derecho o con la rectitud de proceder.

De acuerdo a lo previsto en el art. 11 inc. 2º de la ley 16.099, solicito que en la misma sección y con el mismo destaque se publique la siguiente respuesta, bajo apercibimiento –en caso contrario- de ejercer la acción prevista en los art. 7 y ss de la referida ley.

1) Como delegado uruguayo ante la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP) no utilizo “auto oficial” alguno, ni cobro “sueldo del erario público”.

2) Mi rol como integrante de la Delegación Uruguaya ante la CARP se traduce en opiniones e informes que son volcados en el seno de ambas instancias (Delegación uruguaya y sesiones de la CARP).

3) Las decisiones de la Delegación uruguaya son adoptadas por consenso o mayoría, pero en todos los casos previa anuencia o por directiva expresa del Ministerio de Relaciones Exteriores, del que sus miembros son mandatarios (de ahí la denominación de “Delegados” y no de “Directores” o “Consejeros”).

4) Las decisiones de la CARP son adoptadas siempre por consenso, por cuanto el Tratado que la rige requiere para ello de la voluntad coincidente de ambas delegaciones de los Estados Partes (Argentina y Uruguay)

Mi participación y opiniones personales constan en las actas de la CARP y en los informes de las Sub Comisiones de las que formo parte.

5) He informado oportunamente a mis autoridades partidarias, por escrito y verbalmente, de los asuntos de Estado que tiene a su cargo la Comisión.

6) El artículo me imputa complicidad, concepto que en Derecho refiere a quien, aún no siendo autor de un delito, concurre intencionalmente a su ejecución, cooperando moral o materialmente, en hechos anteriores o simultáneos a su ejecución, pero extraños y previos a la consumación.

Fuera de su encuadre jurídico, el término “cómplice” me expone al odio o desprecio público, lo que afecta y ofende gravemente mi honor y decoro.

Rechazo enfáticamente semejante calumnia y emplazo al autor a que formalice su denuncia ante el Poder Judicial.

Saludo a Ud. con la consideración de que es merecedor.

Juan Antonio Gabito Zóboli

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.