Portada » Actualidad

Embajador de Argentina, Dante Dovena, cierre la boca o cambie de “boca”

15/06/2012 Sin Comentarios

Jorge Azar-Gómez

Nuevamente el Embajador de Argentina en Uruguay, Dante Dovena, se fue de boca y en declaraciones trasnochadas opinó sobre temas que por su cargo le está vedado hacerlo.

Dovena, que es embajador en Uruguay desde fines de 2010, es un puntero político muy cercano a la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner.

En una entrevista publicada por el semanario Búsqueda, Dovena dijo que el expresidente Tabaré Vázquez “debe estar arrepintiéndose” de haber dicho que le pidió apoyo a George Bush ante un posible conflicto bélico con Argentina a partir del diferendo por Botnia (actual UPM), embajador Dovena a Ud. no le está permitido opinar sobre las expresiones de nuestro ex presidente y si el Dr. Vázquez se arrepiente o no, a Ud. no le importa.

Quizá antes de partir y cuando lo designaron, al embajador no le dijeron cuales eran las normas diplomáticas por las cuales debería encaminar su gestión.

Y continuó faltándole el respeto el ex Presidente Vázquez, expresando que “nunca” le creyó a Vázquez cuando el año pasado anunció su retiro de la vida política.

Expresó el embajador Dovena : “Pero bueno, él dijo eso, vamos a ver si cumple con su palabra”, que le importa a Ud. señor Dovena si el Dr. Vázquez cumple o no con su palabra, quién es Ud. para poner en tela de juicio las intenciones del Dr. Vázquez.

No es la primera vez que este señor hace declaraciones inoportunas que comprometen su gestión y su permanencia en el cargo.

Lamentablemente hasta ahora, nuestra Cancillería y nuestro Canciller en la ya tradicional política de sumisión en lo que a Argentina respecta, no le ha llamado la atención y ha permitido que avance con sus temerarias opiniones.

Señor Dovena, quizá Ud. deba analizar situaciones que se dan en su País y que son mucho más graves que una declaración del Dr. Vázquez, Ud. es embajador y representa a un gobierno genocida que fomenta el hambre y la desnutrición en Argentina, donde 25 niños mueren por día antes de cumplir un año, según datos de UNICEF, que mide la mortalidad infantil en Argentina en 14 por cada mil nacidos o sea que mueren 750 niños por mes por desnutrición, 9.000 por año.

Sólo en la Ciudad de Buenos Aires, ocho niños mueren por día antes del año, esto es obra del gobierno que el señor Dovena representa y es su gran cómplice, y sucede en Argentina, donde se producen alimentos para dar de comer a ciento de millones de personas.

Frente a estos delitos de lesa humanidad, por los que van a tener que pagar, el señor Dovena, nos quiere  dar lecciones de política… yo no sé si es perversión, insensatez o una gran sobredosis de estupidez.

Y el embajador Dovena, siguió “atendiendo” al Dr. Vázquez dudando de su palabra sobre su futuro político, sin pensar que él representa y es gran cómplice de un gobierno que permitió que los argentinos perdieran su primer derecho, que es el derecho a la vida, y es así que la tasa de homicidios en Argentina es de casi 5,9 por cada 100.000 habitantes, lo que significa aproximadamente 2.100 homicidios por año.

Al opinar obstinadamente sobre el Dr. Vázquez, el señor Dovena lo hacía sin recordar que en Argentina, según los datos de la CICPC (Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalistas) en el 2011 se concretaron más de 800 secuestros a ciudadanos honestos y trabajadores.

Obsesionado por entrometerse en los asuntos internos de Uruguay , el embajador Dovena no analizó las situaciones que se dan en Argentina , como las violaciones de mujeres y niños en plena ciudad, la persecución a la prensa, la Ley Mordaza a los medios de difusión, la corrupción abierta por parte del gobierno que tiene varias causas penales abiertas por enriquecimiento ilícito, los 1.000 millones de dólares que se esfumaron de Santa Cruz, las valijas venezolanas con dólares al por mayor, las extensiones de campos compradas por los integrantes del gobierno y por sus laderos dentro y fuera de Argentina, la presión sobre la Justicia y la persecución a jueces honestos, la mafia de la efedrina y su vinculación al gobierno, la mafia de los medicamentos “truchos”, la vinculación de su vicepresidente con serios actos de corrupción ,etc.….

A lo del título, embajador Dovena cierre la boca o cambie de “boca” , Ud. está trastornado.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.