Portada » Actualidad

Carta de ex alumno indignado

14/06/2012 Sin Comentarios

Dirigida al Rector de la Universidad de Lanús
Director: Víctor E. Abramovich

Consejo Consultivo Honorario
Carlos Hugo Acuña
Eduardo M. Basualdo
Ana María Jaramillo

El Consejo Superior de la Universidad Nacional de Lanús designó al presidente José Mujica Doctor Honoris Causa por su “indudable compromiso” con la integración latinoamericana, consolidando las bases fundamentales sobre las que se enmarcan las relaciones de los Estados Partes, en el Mercosur y Unasur, y otras vinculaciones geopolíticas de la región, según estableció por resolución de su Consejo Superior, la casa de altos estudios.

El texto, además hace hincapié en “que como expresara la Presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner, el pueblo argentino reconoce su gratitud al Presidente Mujica por su actitud de impedir el abastecimiento de buques de guerra ingleses que iban a las Islas Malvinas, convirtiendo con esas acciones el apoyo a la causa referida al reclamo de soberanía en nuestras islas en una causa de la Patria grande”. Por otra parte, afirma que entre los méritos que avalan la investidura del Presidente se incluye el haber profundizado un modelo de crecimiento económico para el Uruguay con justicia y distribución, generando mejores condiciones de vida para el hermano pueblo uruguayo. La resolución también recuerda que “Mujica posee una vasta trayectoria política en la lucha por la Unidad Latinoamericana: a mediados de la década de los 60 fundó el MLN.

Se adjunta al presente, vuelva a esa universidad, a su cuidado, mi título de Ingeniero Industrial Metalúrgico otorgado por dicha universidad. El que fue un motivo de gran orgullo para mí, por lo menos hasta,  el día 02  de febrero 2012, cuando esa universidad, bajo su gobierno, le concedió el título de “ Doctor Honoris Causa ”  a: José Mujica estupidamente apodado “Pepe”

No acepto un título de licenciatura de una universidad que, por una parte, es tan estricta en la selección de estudiantes de posgrado y, por otro lado, con alegría realiza la concesión del título de Doctor Honoris Causa a una persona que durante su vida pública ha mostrado en repetidas ocasiones el desprecio absoluto por la educación formal.

Sin tomar en cuenta el historial ético y político de este individuo, yo entiendo que cualquier presidente de cualquier universidad que le otorga un título honorífico se ríe de todos los que competían por puestos de trabajo, asistió a la universidad y se graduó en la universidad. La Universidad Federal de Lanús practica bajo su regencia, un acto de servidumbre voluntaria que denigra la historia de la universidad y disminuye el mérito de cada uno que ganó un título de respeto a la educación formal y se dedica a estudiar y adquirir conocimientos.

La historia demuestra que muchas personas e incluso pueblos enteros han sido sometidos a la servidumbre involuntaria. La historia muestra que muchos se resistieron y lucharon valientemente contra esta servidumbre involuntaria y, con independencia del éxito o el fracaso de esta lucha, el mero hecho de haber resistido y combatido el honor. La gran mayoría se establecieron y no es una desgracia? sólo una parte de la naturaleza humana. La verdadera pena es la lealtad voluntaria? con una minoría que todavía no entiendo y no representa la verdadera naturaleza humana.

Rendir homenaje en su propio nombre. No involucre a la universidad y sus profesores y estudiantes del pasado, presente y futuro en sus actos de lealtad. Si usted quiere llegar a disfrutar revolcándose en la escoria y la sangre de inocentes, no lo haga delante de nadie, tener el coraje de hacerlo en su propio nombre, sin andar arrastrando la Tradiciòn de la Universidad Federal de Lanus

Reciba, señor Rector, mi más sentido pésame y más completo fracaso de esta acción.-

Buenos Aires República Argentina, 07 de mayo 2012

Jorge Abel Olivera Zarratea

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.