Portada » Columnistas

La hoja de Ruta en Seguridad

25/05/2012 Sin Comentarios

Jaime Mario Trobo

El problema de la seguridad es un problema de todos. Compartimos esta afirmación que escuchamos en muchos lados, y que desde hace algún tiempo también la pronuncian los gobernantes y legisladores frenteamplistas. Nosotros siempre pensamos en esta dimensión de la cuestión, y en función de ese aserto actuamos desde siempre. No ha dejado de preocuparnos la grave inseguridad que vive la población y aún ubicados en la oposición, no vacilamos en presentar propuestas, comprometer votos y acercar iniciativas. Sentimos que un problema nacional necesita nuestro concurso y compromiso leal a ciudadanía.

También interpretamos cabalmente la voz ciudadana que asignó las responsabilidades de gobierno ejecutivo al Frente Amplio y lo premió con la mayoría parlamentaria, como para que no hubiera duda ni de la legitimidad del mandato, ni del principal nivel de responsabilidad en la conducción de la gestión de los fines esenciales del estado. Y que más esencial puede haber que la seguridad, el respeto a los DDHH de los habitantes y el goce de sus libertades.

Es así que un “problema de todos”, muletilla que puede ser usada para compartir la dimensión de un gran tema, pero también puede utilizarse para disminuir la responsabilidad que cada uno tiene en el mismo. Problema de todos en el que algunos tienen unas competencias y deben cumplirlas ineludiblemente y otros tienen otras que deben también honrar. El Presidente y sus Ministros y seguramente su respaldo parlamentario, tienen a su cargo la ejecución de políticas de seguridad cuyo epicentro, sin perjuicio de otras competencias concurrentes, está claramente identificado en el Ministerio del Interior y en sus conductores.

La oposición tiene también una responsabilidad, a la que desde el Partido Nacional no renunciamos nunca, la de controlar, participar en el debate legislativo y parlamentario y disponerse lealmente a ofrecerse a consensos en los problemas principales que el país tiene. Pero también tenemos el mandato de ofrecer alternativas y preparar hacia el futuro la posibilidad de la alternancia en el poder.

En los últimos meses y como resultado de una política de seguridad carente de orientación y rumbo claro y decidido, cuyos conductores primero con voluntarismo, luego con improvisación, y siempre con una actitud exclusivista y hasta sectaria, un reclamo ciudadano que resuena en todos los rincones, barrios, ciudades, pueblos y departamentos, dice “basta, encaminen de una vez por todas este desastre y pongan todo en que volvamos a sentirnos seguros”. Y se cruzan proyectos y propuestas, algunas de las cuales nosotros mismos promovemos, pero que incluyen aquellas promovidas por los propios gobernantes y legisladores frenteamplistas, copiadas de iniciativas que desde hace años desprecian.

Pero lo cierto es que la hoja de ruta para encarar la solución del problema el gobierno de Mujica, del Frente Amplio, de Vázquez y sus legisladores, ya la tienen sobre la mesa, o “dentro del cajón” en el que guardan algunas cosas, se trata del acuerdo firmado en Mayo de 2010 en cuya elaboración trabajaron todos los partidos políticos con representación parlamentaria.

Como es posible que el gobierno no haya puesto en práctica ese plan en el que todos los partidos y en especial el Partido Nacional ofrecieron sus mejores ideas y su mejor disposición a acompañarlo. La mejor forma de ejercer nuestra responsabilidad es reclamar y seguir el fiel cumplimiento del acuerdo mencionado.

Al gobierno sus responsabilidades, y como al inicio de la gestión convocó a la oposición a acordar líneas de acción en política de seguridad, y esta ofreció su mejor concurso, lo que corresponde es que actúe en función de ellas. Ahora bien la responsabilidad de ejecución no es transferible.

En materia de seguridad, la hoja de ruta ya existe, así que …..Gobiernen!!!!!

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.