Portada » Actualidad

Topolansky y los 50 años de terrorismo

18/05/2012 1 Comentario

Jorge Azar-Gómez

Según declaraciones de Lucía Topolansky, la pasta base que “entró durante el gobierno de Jorge Batlle” (2002) es el principal problema en la inseguridad. Dijo la primera dama y senadora del gobierno de José Mujica, que el consumo de droga y, en especial, pasta base, “es la causa de los índices delictivos” que hoy marcan un elevado grado de violencia en el país.

Olvidó la señora senadora, que el Presidente Batlle le entregó al Presidente Vázquez un país con sus finanzas saneadas y prolijas, pese a la gran crisis que sacudió a la república, a la que deben agregarse las múltiples pérdidas ocasionadas por la fiebre aftosa.

Anteriormente, la Primera Dama senadora, había manifestado que el golpe de estado lo dio el Partido Colorado.

Estas declaraciones con retroactividad, demuestran que la Senadora Topolansky, que ahora se le ha dado por opinar de todo sin pensar en nada, tiene cauterizadas todas las vías que van a la memoria y al sentido común.

Ya que a la senadora y Primera Dama le gusta referirse a los temas con retroactividad, es bueno recordarle, y más en este mes de mayo, que hace exactamente 50 años que su grupo guerrillero propinó el primer golpe, tanto o más duro que la droga, a nuestro sistema democrático. En plena democracia, y con un gobierno nacionalista electo por el pueblo, el 5 de mayo de 1962 es asesinada a balazos la estudiante de enfermería Dora Isabel López de Oricchio, cuando Raúl Sendic y varios cañeros asaltaron e incendiaron la sede de la Confederación Sindical del Uruguay.

A partir de ahí comenzó la demencial carrera delictiva y asesina de su grupo, aunque muchos ubican la primera acción subversiva el 31 de julio de 1963, cuando se concretó el asalto Tupamaro al Tiro Suizo, acción de la guerrilla urbana para apoderarse de armamento.

También, y siguiendo con la retroactividad, que tanto le gusta apologizar a la senadora, se cumplen este mes 40 años, mañana viernes, del ataque vil y traicionero a la casa del comandante en jefe del Ejército, General Gravina, en el que mueren asesinados cuatro soldados rasos que estaban de guardia: Saúl Correa Díaz, Osiris Núñez Silva, Gaudencio Núñez Santiago y Ramón Jesús Ferreira Escobar.

Estos efectivos pertenecían al mismo Ejército que hace unos días la senadora Topolansky intentó subyugar con atolondradas palabras llenas de alabanza, con la declarada y aviesa intención de hacerse de su “fidelidad” al Frente Amplio, su partido. “Precisamos Fuerzas Armadas fieles al proyecto nuestro”, declaró muy pimpante Lucía Topolansky.

La foto de estos cuatro soldados, por orden del Presidente Vázquez, fueron bajadas de las paredes del despacho de un agregado militar.

Hoy el presidente revocó una orden del comandante en jefe del Ejército, Pedro Aguerre, para que los mandos militares concurrieran uniformados mañana viernes 18 al acto por el 40° aniversario del asesinato de cuatro soldados a manos de un comando del MLN-T en 1972.

Topolansky dobló la apuesta, y al día siguiente abundó en que aspira a que los militares sean votantes del Frente Amplio: “quisiera que todos estuvieran con el Frente Amplio, porque creo que es la propuesta que está más cerca de la gente”, comentario demencial y golpista que asombró a propios y extraños. A tal punto, que el Ministro de Defensa Nacional, Fernández Huidobro, con asombro y estupor, comentó: “…que las Fuerzas Armadas sean fieles a un partido, o tengan una ideología es un planteo antidemocrático, aterrador”, y agregó: “me aterrorizaría vivir en un país donde las Fuerzas Armadas son de una opinión fanática, ideologizada y de pertenencia a un solo partido”.

Para que a esta altura de su vida algo aterrorice al Ministro Fernández Huidobro, debe de ser muy grave y temerario, pues no dudó en señalar a la senadora como mentirosa, desmintiendo, de paso, los dichos de la Primera Dama en cuanto a que se ordenó revisar los planes de estudio de las escuelas de formación castrense.

Sería interesante describir cada uno de los  20 Secuestros, 47 asesinatos, 124 asaltos y 76 actos terroristas llevados a cabo por la banda subversiva, larga historia de actividades ilícitas y delictivas que abarcaron nada menos que cincuenta años de la vida republicana. Pero esto, pese al presente infame, ya es otra historia.

Volviendo al presente, que nos preocupa mucho, la senadora manifestó, en referencia al asesinato del empleado de “La Pasiva” que “cada asalto que ocurre lo vinculan con un menor y lo asocian al plebiscito” sobre la rebaja de la edad de imputabilidad que se realizará en el año 2014, no da ni para comentar sus dichos, que simpleza la de la señora senadora!!!!!!

Una simpleza tan generosa como para comentar a continuación que: ni a ella ni al gobierno “se les mueve un pelo” por la interpelación que se le realizará al ministro del Interior en los próximos días, no necesita aclararlo, que le importa si igual tienen la mayoría asegurada como para declarar satisfactorias las explicaciones del señor Ministro.

Pero a la senadora Topolansky no se le ocurrió pensar que la presencia del ministro Bonomi en el Parlamento podría servir para coordinar , entre todos los partidos políticos, ideas a efectos de lograr una política seria , segura y responsable en materia de seguridad, que le den al pueblo un mayor grado de tranquilidad y bienestar.

Si a la señora senadora se le moviera un pelo o una neurona, también podría coordinar con el ministro Bonomi el manejo de la droga, enterarse de cuanta droga se incauto, su destino,proyectar la construcción de una bóveda de seguridad con un horno apropiado para centralizar el depósito de toda la droga que se incauta, que hoy está desparramada entre juzgados, aduanas,comisarías, narcóticos,etc.,
y quemar en esa misma bóveda la droga incautada, en acto público y controlada por químicos,escribanos y los medios de difusión.

Podría,también, aprovechar ese acto para informar a los padres, por intermedio de los medios de difusión, como detectar la droga en el organismo de un joven.

Mucho habría para escribir, pero considerando la gran sobredosis de perversión , insensatez e insensibilidad, que demuestran los integrantes del Gobierno, quizá es preferible seguir gritando lo que se gritó el lunes 14 de mayo, frente al 710 de la Plaza Independencia : “el pueblo unido jamás será vencido”, proclama revolucionaria que nunca imaginamos muchos que saldría de nuestras gargantas, pero puede estar segura señora senadora, que después de ver la bronca y el dolor de los uruguayos, seguramente ustedes a este pueblo no lo vencerán ni lo doblegarán.

Como manifiesta el Ministro Fernádez Huidobro, a la senadora Topolansky, luego de 50 años aún le pasan ideas aterradoras por la mente.

1 Comentario »

  • oscar gomez :

    totalmente de acuerdo muy buen articulo

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.