Portada » Columnistas

Hay partido para rato

18/05/2012 Sin Comentarios

Gustavo Penadés

Impresionante la votación de los jóvenes el  sábado pasado.

Más de 46.000 chicos y chicas en todo el país se acercaron a los locales de votación para acompañar con su voto alguna de las cientos de listas que compitieron.

Se trató de un ejercicio de democrático de lo más importante, con una enorme proyección de futuro.

La fuerza de los hechos desmiente la idea que muchas veces se impone de que a los jóvenes no les interesa la actividad política. La realidad nos demostró que un número importantísimo de jóvenes se movilizó no solamente para votar, sino para ser candidatos, armar las listas, organizar la elección, etc. Y, en un tiempo más o menos largo veremos como muchos de esos jóvenes se van incorporando a la militancia más activa, y como de ellos terminarán por emerger  las nuevas generaciones dirigentes  del Partido.

Existe una parte muy importante del País que encuentra en el Partido Nacional la expresión política de sus valores, deseos y maneras de concebir la vida y el País. Es entonces así,  que nuevos jóvenes se van acercando y asegurando que a la cadena que se iniciara con Oribe se le vayan incorporando nuevos eslabones.

Una vez conocidos los resultados y proclamados aquellos que hayan sido electos, esperamos que comiencen a trabajar sin perder ni la frescura ni las características que distinguen a los jóvenes, para que, desde su lugar y desde su perspectiva, busquen llevar adelante sus ideas, sus proyectos y sus sueños.  Por nuestra parte debemos ayudarlos, para que sean justamente esos: jóvenes que trabajan en la actividad política, en el Partido Nacional, y que interpretan la realidad y pretenden modificarla desde sus personales perspectivas de trabajadores o estudiantes.

Nosotros, que dejamos de ser jóvenes hace tiempo, vivimos la jornada del pasado sábado con la pena de no haber vivido instancias similares. Es que no había nada parecido en nuestros tiempos. Pero, al mismo tiempo, con la alegría de ver como el Partido Nacional en todos los pueblos y ciudades del país recibía la adhesión de miles de jóvenes.

En definitiva, el partido Nacional vivió una jornada de júbilo y fraternidad que a todos nos retempla el espíritu, que le demuestra a los escépticos que hay Partido Nacional para rato.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.