Portada » Actualidad

150 años de Villa Ceballos

11/05/2012 Sin Comentarios

Gerardo Amarilla

En el rumbo de Bernardo P. Berro, por el desarrollo integral de nuestro Norte.

En los 150 años de la promulgación de la Ley de creación de la Villa Ceballos, actual ciudad de Rivera vaya en primer lugar el reconocimiento y destaque del presidente de la República que intervino Don Bernardo Prudencio Berro.

Justo reconocimiento ya que su intervención fundamental en este proceso no se debió a un hecho aislado o caso fortuito de mera administración de los asuntos públicos.

La visión integral y estratégica de nuestra nación por parte del Presidente Berro se forja desde su participación en la propia Asamblea Constituyente que redacta nuestra primera Constitución. Su participación en el alumbramiento de nuestra carta magna, sin duda contribuyó a la concepción cabal del nuevo Estado que se estaba formando, sus debilidades y las necesarias medidas tendientes a su afirmación como Nación independiente.

Seguramente que su gestión en el Ministerio de Gobierno y en el Tribunal Supremo del Gobierno del Cerrito que condujo Don Manuel Oribe, también enriqueció su forma de ver y entender a la Patria, aportándole elementos para la adopción de medidas tendientes a lograr un desarrollo estratégico del pueblo oriental en su territorio.

El pasaje sin control por estas tierras hacia y desde el territorio del Imperio, el afincamiento de hacendados norteños al sur de los límites y la creciente influencia cultural de Brasil, provocaron la sabia decisión.

Sin duda que esa fundación respondió a la intención del gobierno uruguayo de crear una barrera a la influencia brasileña, que imponía en el norte del Río Negro su idioma, sus costumbres y su poder. El diputado García Sienra dijo en 1862, durante la discusión de la ley que creó la Villa de Ceballos: “No encuentro otro camino para salvar nuestra independencia que establecer colonias en la frontera, cueste lo que cueste”.[i]

Del texto mismo de la ley se desprende una concepción de promover el afincamiento de vecinos en la nueva localidad que se fundaba y para ello se establecía en su artículo 6º que “Los pobladores de la nueva Villa, quedan exceptuados por el término de siete años, de las contribuciones de Patentes, Directa y Departamental” plazo que comenzaría a computarse desde la inauguración misma de la Villa.

Nuestra realidad de hoy nos ilustra que el Presidente Berro concebía un desarrollo armónico de nuestro territorio, con afirmaciones claras de nuestros límites físicos pero con el debido soporte de valores sociales y culturales que debían armónicamente también extenderse sobre todo el territorio.

Lamentamos que muchas veces estos procesos pierden su continuidad y el norte fue postergado en el grado de la inversión pública necesaria para otorgarnos las mismas “calidades” de Estado que a los habitantes de Montevideo y su área de influencia.

Aún hoy sufrimos ese largo período de postergaciones que afecta a la frontera norte de nuestro país y que se traduce en carencias de infraestructuras, comunicaciones, tecnología y servicios de salud, ofertas educativas terciarias y culturales, entre otras áreas.

En este sesquicentenario de la ley de fundación de Villa Ceballos como mojón de identidad nacional y defensa de nuestra soberanía, valoramos la visión de Berro y reafirmamos nuestra lucha para que el desarrollo tenga un alcance equitativo a todo el territorio y ya dejen de existir desigualdades para los habitantes de nuestro norte.

Queremos que nuestro homenaje no quede en el simple recuerdo sino que desde la valoración de tan grande visión intentaremos cumplir desde el Parlamento el permanente reclamo pero también la incesante usina de propuestas para el desarrollo de nuestro norte y entre otras recordar la propuesta de la Creación de un Fondo para inversiones en materia turística e infraestructura con el canon del régimen Free Shop, la Sede de Universidad Tecnológica para Rivera y la aplicación de una tarifa diferencial de combustibles en la zona de frontera, entre otras.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.