Portada » Actualidad

Carta abierta ante el acto del 21 de Marzo

23/03/2012 Sin Comentarios

Antonio Chiesa Bruno

Es muy difícil para mí poner en papel, un montón de sentimientos que me genera este acto de nuestro gobierno.

Reconozco que hay una sentencia internacional que aparentemente obliga al Uruguay a hacer una reivindicación pública, sobre la responsabilidad del Estado en el caso de María Claudia García, pero también hay una sentencia del mismo tribunal que obliga a Brasil a proteger la Amazonia y terminar con la depredación de la selva amazónica.

¿Qué quiero decir con esto?

Que hay determinaciones de tribunales internacionales que las emiten legítimamente, pero que en el contexto histórico-cultural de la sociedad en la cual se debe aplicar, a veces, esa determinación judicial se vuelve inaplicable.

Uruguay, ha pasado por un doloroso calvario desde mediados de los 60, cuando la guerrilla se levantó contra gobiernos democráticos electos libremente por el Pueblo hasta hoy. Mi generación lo ha arrastrado desde la adolescencia hasta nuestra adultez y por lo visto la generación de mis hijos, tendrá de legado, no un País y una sociedad unida y mirando hacia el futuro, sino la división y el dolor que han engendrado, aquellos primero y los militares después.

Algo si puedo legarle a mis hijos, y es el orgullo de haber sido consecuente en la lucha contra la tiranía de las armas, primero contra la que quiso imponernos la guerrilla y luego contra la dictadura, a la que combatí dentro de mis posibilidades y con continua militancia política junto a Wilson Ferreira Aldunate, porque el Partido Nacional, cumpliendo con lo que nuestro líder había marcado, fue el mas irreconciliable enemigo de la dictadura militar.

Fui detenido, demorado – con plantón de por medio -, censurado, perseguido, todo ello como parte de la lucha por la democracia, un grano de arena mas en la lucha de tantos uruguayos.

Hoy, una Corte extranjera y un gobierno obsecuente, quieren asumir soberanía sobre mi experiencia y mis sentimientos. Quieren que asuma responsabilidad y -porque no – participe en pedir perdón por parte del Estado Uruguayo.

Y a eso en voz alta y clara les respondo: NO !!!

No pienso ni siento, que deba hacerme responsable de los delitos que cometieron aquellos que usurpaban el Poder y oprimían al Pueblo uruguayo. Por todo esto, es que no estaré presente en el acto del 21 de Marzo.

 

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.