Portada » Titular

Ningún cambio será posible

16/03/2012 Sin Comentarios

Gustavo Penadés

Las noticias sobre los primeros días del comienzo de cursos en las escuelas y liceos de nuestro País nos hacen revivir años pasados.

Se escuchan protestas de padres y profesores por obras que no se terminan; liceos con escaos baños para cientos de alumnos; y  locales en malas condiciones.

Las autoridades de la Educación sostienen que los problemas son responsabilidad de las empresas constructoras.

Lo cierto es que, teniendo dinero y tiempo, es inaceptable que los locales escolares presenten ese tipo de carencias.

En el CODICEN pasa lo mismo que en ASSE y en el resto del Estado: se emplean cada vez más recursos humanos y materiales  y los resultados no aparecen. Cuando interrogamos al respecto, a los responsables, se nos contesta que conocen el problema y que crearán una comisión o un grupo de trabajo para encontrar las postergadas soluciones. Así, pasan los meses y nada cambia.

No cambian porque la Administración se transformó en un campo de lucha de partidos y facciones frentistas y, siendo esto así, entonces los “clientes” de los servicios, es decir, los uruguayos, terminamos pasando a un segundo plano.

Al respecto existen dos ejemplos que no por repetidos dejan de ser paradigmáticos: el Plan Ceibal y la utilización de la Corporación para el Desarrollo.

En el caso del Plan Ceibal –un programa absolutamente revolucionario- para concretarlo se lo situó fuera de Consejo de Educación Primaria. ¿Por qué se hizo eso? Porque si no, entre los trancazos de los maestros y la incapacidad de ejecución de Primaria, recién se estaría poniendo en práctica el Plan.

Respecto a la Corporación para el Desarrollo, se la termina utilizando como la agencia de ejecución de obras y proyectos del Estado, y a ella se recurre ante la incapacidad de ejecución de organismos como el CODICEN y la UDELAR.

Pero, como para muestra alcanza un botón, no hay más que pensar en la Intendencia de Montevideo: un monstruo que consume recursos (millón y medio de dólares diarios) pero tan absolutamente ineficaz e ineficiente hoy como hace 20 años.

Con el Frente Amplio en el gobierno ningún cambio será posible.

 

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.