Portada » Actualidad

Uruguay: invertir en las Malvinas

02/03/2012 Sin Comentarios

Jorge Azar-Gómez

Es lógico suponer, los sentimientos encontrados  del Presidente Mujica al analizar el tema Malvinas y tener que tomar una resolución al respecto.

Por un lado se siente presionado por el “abrazo” con la Presidente de Argentina y su “pinguinera”, abrazo del cual le es difícil desprenderse.

Por otro lado, se siente aún obligado con el gobierno del Reino Unido, por el agradecimiento que le debe por la ayuda diplomática y logística que él y su “barra” recibieron para concretar la fuga del penal de Punta Carretas en 1971 a cambio de la liberación del embajador británico.

La mayoría de los uruguayos, sentimos que no se debe sentir presionado por nada cuando tome resoluciones que al tema estén vinculadas y que se relacionen al comercio internacional y a nuestros intereses económicos.

El señor Presidente sabe que, desde su cargo, debe separar muy bien las relaciones personales, políticas y de estado.

Es por esto que no tenemos obligaciones ni con Argentina ni con el Reino Unido y que por lo tanto en materia comercial y de negocios, debemos ser libres de negociar con quien nos favorezca, por lo tanto si debemos vender al Reino Unido vendámosle, si debemos venderle bienes y servicios a las Malvinas hagámoslo , si Argentina nos pone trabas para ingresar nuestros productos, eliminemos las trabas que pusimos a ciertos buques para que no atraquen en nuestros puertos y busquemos otros mercado (Caribe, ONU,Africa,etc).

El Presidente Mujica sabe que cuando le habla la Presidente de Argentina, no la debe escuchar, le debe leer los labios, pues es muy diferente lo que hace escuchar a lo que siente y dice.

Es así que a los empujones el gobierno argentino logró que el Mercosur votara una resolución impidiendo el atraque de los buques con bandera de las Malvinas en sus puertos, afirmando que su canciller iba a presentar una denuncia al Secretario General de ONU y en el Consejo de Seguridad por la militarización del Atlántico Sur y la presencia de armas nucleares en el mismo.

A su vez, en su País, la presidente afirmó: “He instruido a nuestro canciller para que presente formalmente ante el Consejo de Seguridad y ante la Asamblea de Naciones Unidas esta militarización del Atlántico Sur, que implica un grave riesgo para la seguridad internacional.”

El Presidente Mujica, antes de tomar posición por el tema Malvinas debería confirmar si es real que, hasta el momento, no se ha realizado ninguna presentación formal argentina ante el Consejo de Seguridad,  pues en los registros de ese organismo ni siquiera se hizo mención sobre el reclamo.

El señor Presidente debería confirmar si es real que Timerman, además de tomar un café y sacarse la foto protocolar con el Secretario General de O.N.U., realizó “la entrega formal de la presentación argentina” a Kodjo Menan, presidente del Consejo de Seguridad, además de entrevistarse con el presidente de la Asamblea General, Nassir Abdulaziz Al-Nasser, ya que desde el Consejo de Seguridad sólo se aclara que Timerman “conversó” con esas autoridades, pero no se brindan precisiones sobre la presentación escrita ya que no está dirigida al Consejo de Seguridad ni a su presidente, algo indispensable en este tipo de procedimientos.

Tampoco quedó claro cuál es el objetivo de Argentina ante el Consejo, es decir, qué resolución se pedirá tratar en el organismo, dado que en el escrito ni siquiera se solicita que se informe a los Estados miembros sobre la postura argentina.

Seguramente el Presidente Mujica, por medio de su sumiso Canciller Almagro, podrá verificar que Argentina solo pudo haber llamado la atención, pero su acción no tendrá ningún seguimiento en la ONU, pues no hay ningún documento oficial ingresado en el organismo, o sea que a los gobiernos de la región, y a otros, se les está induciendo al error ya que Argentina sólo entregó una carta e  hizo una conferencia de prensa.

El Presidente Mujica, debería verificar, si el tema es tan importante en ONU para Argentina, el porque no ha designado embajador en dicho organismo, que haga un seguimiento serio del asunto.

También la Presidente de Argentina, alertó sobre la presencia de armamento nuclear en la zona, ingresado por el Reino Unido, si esa declaración de la mandataria argentina es seria, concreta y responsable, rebasa lo que es sus derechos sobre las Islas y la militarización del Atlántico Sur y la obligaría a denunciar la violación de la Zona Libre de Armas Nucleares, acuerdo reconocido por la Asamblea General de la ONU y presentar el tema en el Mercosur para su urgente tratamiento.

Señor Presidente Mujica, todos estos puntos, de ser verificados y confirmados por Ud. y su sumiso Canciller, le permitirían a Ud. a actuar con las manos libres,  dejando a un lado los abrazos y  los agradecimientos, liberar nuestros puertos, nuestro comercio internacional, olvidarse del intercambio de información tributaria y otros tantos compromisos que en su buena fe refrendó, Ud. Presidente Mujica no puede ser mas papista que el Papa…, en definitiva nada nos impide invertir en las Malvinas dentro y fuera de ellas.

Finalmente Presidente le reitero, en el futuro cuando hable con la Presidente de Argentina, no la debe escuchar, le debe leer los labios, pues es muy diferente lo que hace escuchar a lo que siente y dice , de esa manera se ahorrará muchos dolores de cabeza y nuestros empresarios conocerán las reales reglas del juego.

 

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.