Portada » Columnistas, Destacado

Un error histórico

17/02/2012 Sin Comentarios

Michael S. Castleton- Bridger

La mayoría de los uruguayos estamos asombrados ante la autorización para finalmente construir un puente sobre la Laguna Garzón uniendo nuestro litoral atlantico en un faja contínua hasta la Laguna de Rocha.

Uruguay deberá decidir de una vez qué es lo que quiere ser. No se puede estar en la misa y en la procesión.

O somos un país natural sin expoliar desde el punto de vista turístico enfocados hacia un turismo de alto poder y selectivo, o, por el contrario masificamos el turismo y nos volvemos algo parecido a la Costa del Sol española o partes de la costa del estado de la Florida en los E.E.U.U.

Creo que la mayoría de los españoles si pudieran volverían atrás en el tiempo y nunca permitirían el desastre, la aberración que ha sido el sobre desarrollo de su costa mediterránea.

Sería un pena enorme que lo mismo pasara acá. Que perdiéramos nuestras prístinas costas Rochenses y todo ese litoral se tapara de hormigón y edificios de muy dudoso gusto para el lucro de unos pocos hábiles operadores.

El turismo puede ser selectivo y sustentable desde el punto de vista urbanístico. Se pueden conjugar cosas aparentemente opuestas como medio ambiente, naturaleza y turismo. Es un poco más complicado nada mas.

Lo que no hay duda es que está en juego el país que heredarán nuestros hijos.

¿Qué queremos dejarles, una megalópolis superpoblada y sobredimensionada o un país desarrollado si, pero en harmonía con el entorno natural del que los orientales estamos justificadamente orgullosos?

El puente sobre la Laguna Garzón  benficiará a los especuladores que han comprado todos los terrenos de ahí hacia el norte. No parece que beneficiara en modo alguno al resto de nosotros.

La Laguna Garzón era una barrera natural contra el sobre desarrollo . Ahora parece que se perderá.

Lo lamentarán seguramente los que nos siguen.

Es una enorme pena.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.