Portada » Columnistas

Da Vinci y la Libertad

03/02/2012 1 Comentario

Gustavo Penadés

El asunto del robot Da Vinci pinta con claridad la concepción del Frente Amplio en materia de Salud.

Tanto en ella como en la Educación se ve claramente que predomina el pensamiento más conservador del frenteamplismo. La tendencia es a que el Estado intervenga cada vez más restando espacio de acción a los privados. Se desconfía de que los individuos puedan hacer las cosas bien adoptando decisiones racionales. Entonces, además de tutelar a las instituciones– lo que es positivo en campos sumamente sensibles y que a tantos abusos se prestan- se procura ir acotando su margen de actuación. La lógica que los inspira es que debería ser el Estado quien monopolizara la Salud y la Educación pero como eso demorará un tiempo hay que ir avanzando en limitar la autonomía de los privados. Así, las personas en el poder, que fueron elegidas por estricta cuota política, se creen con la capacidad de discernir con absoluta precisión lo que es bueno y lo que es malo con prescindencia de la opinión de los demás.

En verdad este asunto no es nuevo. Había pasado con la vacuna para el cáncer de útero y con el PET. Se prefiere impedir que los beneficios delos avances científicos lleguen a los uruguayos antes que perder control y poder. El papel que sí le corresponde y al que no puede renunciar el Estado es el de evitar abusos y arbitrar formas para que toda la población puede recibir los beneficios sin que los recursos de la comunidad se malgasten. Al respecto el Frente Amplio tiene un ejemplo ineludible en el Fondo nacional de Recursos que permitió acceder a todos los uruguayos a técnicas y tratamientos de altísimo costo. Ese el camino y no impedir lo nuevo porque no se lo puede controlar.

Se le pide a la institución que demuestre la viabilidad económica de la inversión. Esa debe ser una preocupación principal para la institución y no de Salud Pública, la que debería analizarse primero a sí misma y evaluar la manera en que gestiona sus recursos, que son los recursos de todos los uruguayos. Los prestadores de Salud deben sujetarse a los estrictos controles que efectúan las autoridades. Se vigila y se rinden extensos y detallados informes, desde el personal a las inversiones. Sin embargo, ASSE no recibe los mismos controles y su funcionamiento es malo y será cada vez peor. Los ejemplos abundan y se los venimos marcando a las autoridades pero no les importa o argumentan que en un futuro una comisión arreglará el asunto. Bien viene aquello de la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio

Más allá del caso concreto lo que está en juego es la Libertad y la autonomía de los individuos para tomar decisiones y asumir responsablemente riesgos frente al poder crecientemente intervencionista del Estado. Sobre el tema volveremos en una próxima intervención.

1 Comentario »

  • Tulio Peralta :

    El dineral despilfarrado por Antel (publicidad, auspicio del fútbol, 221.000 dólares para los olimareños, 200.000 dólares para un periodista argentino, y todas las cosas que aún no nos enteramos!!!) alcanzaba y sobraba para que ASSE comprara su propio robot de cirugía.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.