Portada » Actualidad

¿Hacia dónde fueron los dólares de Hugo Chávez Frías?

03/02/2012 Sin Comentarios

Jorge Azar-Gómez

El conocido prestamista del Caribe, Hugo Chávez Frías, en sus interminables giras con fines de comprar conciencias y gobiernos, pagar sobornos, extorsiones, regalos y apropiaciones ilegales, ha distribuido a lo largo del mundo más de 33 mil millones de dólares, mientras su pueblo sufre el desabastecimiento, el hambre, la discriminación y la injusticia social.

Tal es así que el líder bolivariano ha dejado en muchas oficinas gubernamentales de América Latina y otros continentes, entre regalías, donaciones y “aportes amistosos”, abultadas sumas sin el correspondiente registro para llevar a cabo una serie de negocios u obras “virtuales” que jamás vieron inicio ni, por cierto, final.

La República Oriental del Uruguay, por supuesto, no escapó a ese huracán de “cheques virtuosos”, beneficiándose a través de estos años de gobierno progresista, con más de 900 millones de dólares, sin conocerse el destino de muchos de ellos, que fueron a parar a ciertos “programas” elaborados con la habilidad de “prestamista itinerante” y la necesaria complacencia de la parte uruguaya.

Sería entonces conveniente que el gobierno uruguayo aclarara el destino que se le dio a los siguientes fondos y a otros no registrados en este detalle, que arribaron en vuelos directos.

a) El suministro de 43.600 barriles diarios de petróleo venezolano a “precios y condiciones de pagos ventajosas” que, además, representa un intercambio de buena parte con alimentos y software, por el monto de 40 millones de dólares.

b) “Donación” para la ampliación de Refinería La Teja en Montevideo, por el monto de 600 millones de dólares.

c) La compra de alcohol carburante uruguayo, por el monto de 7 millones de dólares.

d) El intercambio para “compensar la factura del suministro de petróleo por bienes y servicios uruguayos” -cemento, alcohol y vacas-, por un monto de 200 millones de dólares.

e) “El préstamo” para ANCAP para la adecuación de la planta industrial de Bella Unión y fabricar 15.000 metros cúbicos de etanol, por un monto de 7 millones de dólares correspondientes al fondo petrolero.

f) El “intercambio planificado” entre Cadafe y UTE, por el monto de 10 millones 300 mil dólares.

g) El “préstamo” para el Ministerio de Desarrollo Social “para atender a los pobres”, por 3 millones de dólares, y Conaprole suspendió el envío de leche a más de cincuenta merenderos, pues la Intendencia de Montevideo incumplió con el pago de la deuda por aquellos envíos.

h) Los créditos para recuperar empresas uruguayas dedicadas a manufactura de vidrio, caucho, guantes y artículos de cuero, por un monto de cinco (5) millones de dólares.

i) “Préstamo” para remodelar el Hospital de Clínicas, por el monto de 17 millones de dólares, sumados a los tres (3) millones para la remodelación del hospital oncológico.

j) El propio Hugo Chávez visitó y prometió préstamos para la reconstrucción del pueblo Bolívar, aunque se desconocen los montos de los cheques dados para esta “promesa” .

Lógicamente, el Uruguay no fue la única nación que recibió parte de las regalías del “prestamista itinerante”: también lo hizo Cuba, en la cifra de U$S 2.485.862.000. La Argentina recibió “a la vista” U$S 6.366.450.000; Bolivia U$S 3.299.551.275; Ecuador U$S 5.060.000.000; Indonesia, U$S 2.000.000; el Fondo ALBA-Caribe, U$S 50.000.000; Nicaragua, U$S 2.964.670.000… y, de esta manera, el chavismo distribuyó los 33 mil millones entre 26 países de distintos continentes.

Sería prudente, transparente y necesario que nuestro gobierno y el Tribunal de Cuentas expliquen a la población el destino que tuvieron los 900 millones de dólares que nuestro país recibió de manos chavistas

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.