Portada » Columnistas

Patria

29/12/2011 1 Comentario

Ricardo Puglia

La Patria es la tierra natal o adoptiva a la que un individuo se siente ligado por vínculos  afectivos, culturales o históricos y ello conlleva connotaciones políticas e ideológicas.

La Nación es una etapa de comunidad posterior a la Patria. La nación surge a partir de una herencia de la historia de la patria, de la unión de sus habitantes.

En la cultura sajona el concepto de Patria se relaciona al de “country”, es decir,  a lo estrictamente territorial, o sea, “el país”.

Cuando el co-gobierno cívico -sindical (mayoritariamente comunista) aparece en escena en el año 2005, olvidaron por completo la Patria -forjada en la lucha armada y derrota de los españoles en Las Piedras y seguida por la Paz de 1851 contra las intenciones colonialistas del Imperio Portugués (Brasil) y del gobierno de Buenos Aires y mil pequeñas acciones más- alcanzada con lucha y empeño que nos permitió constituirnos y desarrollarnos como  Nación libre, soberana e independiente de toda potencia conquistadora.

Para el Encuentro Progresista-Frente Amplio-Nueva, Mayoría, -hoy FA-, la Patria no es tal. Se refieren a ella como “el país”, “el paisito”, “el Uruguay”, o “el Estado”. Ya en su propuesta electoral, “Grandes Líneas Programáticas 2005-2010” no había ninguna referencia a la Patria.

¿Por qué? Sencillamente porque los dirigentes de la coalición de izquierda e integrantes de los Poderes Ejecutivo, Judicial y Legislativo del progresismo no tienen patria. O al menos, Uruguay no la es.

La Patria Progresista que no tienen es aquella donde los amigos del poder tienen lazos comunes de adoctrinamiento, de pensamiento único, de justificación de cualquier acción  compañera aunque   este errada. Así, para algunos la Patria compañera es la forjada por los dictadores de la ex URSS, Lenin y Stalin, los vigentes dictadores cubanos Castro y para otros la del omnipotente Chávez, o la ex China de Mao Tse Tung, quien estableció en 1950 una revolución permanente y directa del Partido Comunista en todas la áreas de la vida de cada persona.

La Patria Progresista -que no tienen- está representada por Karl Marx, y Friedrich Engels, autores del socialismo científico, del comunismo moderno y del marxismo, quienes sostuvieron que las sociedades avanzaban a través de la dialéctica de la lucha de clases y que la forma socioeconómica vigente de la sociedad, el capitalismo de las clases alta y media, inevitablemente  lo llevarían a su autodestrucción y a su reemplazo por el socialismo. La sociedad bajo el socialismo, sería regida por la clase obrera, la “dictadura del proletariado”, el “Estado obrero” o la “democracia obrera”. Luego, el socialismo sería reemplazado por una sociedad sin Estado y sin clases llamada comunismo puro. Leninismo, Trotskismo,  Estalinismo y Maoísmo son sólo variantes de Marx y Engels que han probado la derrota.

Por esta razón no nos extraña que desde el advenimiento del llamado “progresismo” al poder, -de la mano del socialista Vázquez en 2005-, las fechas patrias carezcan, para esta coalición de izquierdas, de trascendencia. Los héroes orientales – ciudadanos civiles y militares – que construyeron la Patria han sido sustituidos por personajes extranjeros.

Cambiaron la interpretación del Himno Nacional, establecieron un símbolo propio de izquierda, un sol naciente. Olvidaron el Sol de nuestra bandera de color oro, significado de unidad, verdad, claridad, majestad, abundancia y riquezas, y símbolo de la libertad y de benevolencia. Olvidaron la balanza de nuestro escudo nacional, símbolo de igualdad y justicia; el cerro de Montevideo, símbolo de fuerza; el potro, la libertad; el buey, la abundancia; el olivo, la paz y el laurel de la gloria.

¿Hasta cuándo  permitiremos que las glorias del pasado continúen apagándose en las tinieblas del presente?  La minoría mayor gobernante con apenas treinta años de historia no tiene derecho a conducirnos al oscurantismo y no debemos permitirlo por el bien de la Patria que debemos respetar.

1 Comentario »

  • Claudia van der Weck :

    Brillante articulo. Lo felicito. ES ASI. Pero faltan voces como la de usted y falta mas disposicion del ciudadano de interesarte y militar activamente para promover un cambio en serio. Eso me preocupa, me entristece y me desiluciona. Pero su voz es importante. Y no deje de luchar, estimado “compatriota”. Un saludo cordial Claudia

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.