Portada » Importa

No hay peor cuña que la del mismo palo

29/12/2011 Sin Comentarios

Editorial

La lucha intestina del Frente Amplio jaquea al gobierno y pone en riesgo el país. Las oportunidades de una bonanza histórica y el tiempo de gobierno pasan mientras entre discusiones, acusaciones y decires sin sentido los principales referentes del gobierno engalanan los medios masivos de comunicación pero poca productividad demuestran.

Las discusiones tienen rehenes los principales problemas concretos del país mientras las críticas y aportes de la oposición pasan desapercibidos dentro de tanto jaleo y desinterés.

Hoy prestamos atención a una crítica propia y hasta el hueso, cómo la que esta semana realizó el conocido asesor y referencia dentro del FA, Esteban Valenti.

No fue una salida más sino fue un trancazo colectivo frente a uno de los principales acuerdos internos. La línea económica no se toca, la misma que desde la exitosa salida del gobierno de Alfie le permitió al Frente mostrarse como una opción seria en el gobierno y se identifica en el vicepresidente Danilo Astori.

La rebaja del IVA era una promesa electoral, de las importantes. Pero el equipo de la OPP, de la barra del Pepe no estaba muy conforme y el presidente salió a marcarlo.

Y Valenti le responde a esa y otras que seguramente fue guardando en su columna que vamos a hacer una larga referencia pues vale la pena:

“Este gobierno todos los días nos da una prueba de tres cosas bien claras y concretas: como entiende la institucionalidad nacional, la relación con el Frente Amplio y la actitud con los compañeros. Los compañeros que integran el gabinete ministerial y sobre todo la relación con Danilo Astori, que en la campaña electoral y desde que asumió el nuevo gobierno, presidido por Mujica ha tenido una actitud de lealtad política e institucional indiscutible.

De palabra el presidente ha señalado esta actitud de Astori, en los hechos demuestra que poco valora la actitud de los compañeros y la lealtad política.

Hacer la historia sería interminable: la ley de anulación de la ley de caducidad; la ley para gravar la tierra y ahora este nuevo capítulo. ¿Hasta cuando? … Nadie se opone a que todos los temas puedan ser discutidos, pero corresponde un mínimo de respeto por las instituciones y por los compañeros. Si todavía existen.

¿Qué pasaría si la conducción económica tuviera los mismos problemas de otras áreas de gobierno francamente deficitarias? ¿Cómo le iría al país y a los uruguayos?

¿Los frenteamplistas nos merecemos estas muestras permanentes de desorden, de falta de seriedad y de sobriedad institucional de parte de nuestro gobierno?

Todos hemos dado muestras de una paciencia sobrehumana, incluso aprobando leyes que consideramos francamente un mamarracho, como la ley que propone gravar a la tierra.

¿Qué es lo que mueve esta falta de sentido institucional y de compañerismo? No somos nosotros los que debemos responder esta pregunta. No queremos especular, pero la verdad es que se está jugando con fuego, nadie puede creerse tan por encima de todos, incluso de todos sus compañeros que logrará imponer a como de lugar sus desprolijidades y menos adjudicándose la sensibilidad por los más pobres, como si quisieran patentar esa concepto.

Es viejo, antes querían ser la vanguardia de todo e imponernos a todos su metodología y ahora se consideran los dueños de la sensibilidad social. Y que quede claro que esta es mi opinión y no comprometen a nadie más que a mi. Las asumo plenamente”.

Fuente: montevideo.com.uy

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.