Portada » Columnistas

Herrerismo

29/12/2011 1 Comentario

Jaime Mario Trobo

Corriente, sublema, estilo, impronta, conducta, pensamiento, en fin, estas son algunos de los adjetivos que pueden acompañar al Herrerismo, de tanta significación en la vida del País y en la del Partido Nacional. Lo cierto es que en ambos espacios nos parece imprescindible su vigencia y actuación, y en esta tarea muchos ciudadanos y compañeros tienen responsabilidad. Tarea que no ofrece licencia ni esperas.

El Uruguay vive una etapa inédita en su crecimiento económico, y si bien esto no ha garantizado la erradicación de la miseria que golpea tras la puerta día a día, mucha gente parece olvidar que la prosperidad individual o familiar del momento, no garantizan por si que la sociedad en el futuro la tenga asegurada. Máxime cuando tras el derroche de recursos públicos  administrados a favor de las cuotas políticas de los grupos del partido en el gobierno, la ineficiencia y el dogmatismo se resisten a organizar una enseñanza publica  que se cae a pedazos y que somete a los mas pobres a su dictadura. Tampoco los ríos de recursos mas los impuestos destinados al estatizante sistema de salud han resuelto sus problemas y por el contrario los han agravado. Que decir de la crisis de inseguridad, que orienta a los ciudadanos a descreer del estado en un fin primario como es este, y que arroja a las personas a la autodefensa como único y ultimo recurso a practicar.

Este panorama, que ofrece un flanco de debilidad muy grave para una sociedad que cree estar ingresando al desarrollo, exige de la alternativa que es el Partido Nacional, una actitud de franqueza, que no se distraiga, que asuma compromiso en sus definiciones, aunque cuando sean públicas puedan aparecer como disonantes o poco simpáticas. Y en nuestro Partido, cuyas definiciones ideológicas son invariables, no hay duda que el Herrerismo ha sido a lo largo de la historia el custodio.

Amor por la libertad, como  principio y como derecho, subsidiariedad del estado como garantía de prosperidad, identificación clara del interés nacional como respaldo a los orientales la satisfacción de sus aspiraciones y su orgullo nacional, sensibilidad ante el drama de la pobreza como condicionante de su accionar, pragmática en la acción identificando claramente el fin sin enamorarnos del instrumento para lograrlo. El Herrerismo, no más blanco que nadie pero tampoco menos, ha sabido abrir puertas a nacionalistas de todos los partidos y ciudadanos de otras corrientes, gracias a su claridad de objetivos, precisión conceptual y franqueza para asumir sus posiciones.

El Uruguay necesita al Partido Nacional, pero no dicho como una frívola apreciación cuyo único horizonte es un episodio electoral, cuestión que lamentablemente a algunos desespera. Lo necesita para que cumpla el rol que le corresponde, el de decir lo que no se oye sobre la fragilidad del presente y la imprevisión con la que se proyecta el futuro. Lo necesita para que la sociedad asista a una confrontación al discurso oficial, que pretende anestesiar la capacidad de crítica y de formulación de alternativas. Lo necesita para que se fortalezcan las capacidades de optar y de alternar que una ciudadanía sanamente critica merece tener.

Y el Partido Nacional para cumplir ese rol no puede privarse de su histórico anclaje, el Herrerismo, que no ha perdido a lo largo de cien años sus cualidades ejemplares, aún con el paso de los hombres y del tiempo.

 

1 Comentario »

  • alvaro vidal :

    Estimados correligionarios, suerte que los del FA, no nos sacaron este dicho por que se acuerdan de que el DECIR COMPAÑERO, hera nuestro.

    Bueno muy buen articulo pero yo agrego algunas cosas-

    1) Las elecciones internas nuestras a padron cerrado haci no viene nadie de afuera para imponer un candidato.

    2) Que si el Partido Nacional defensor de las leyes, sigue en esta tecitura, vamos muertos. Tendriamos entre todos buscar un buen Candidato. No dejar que sigan abriendo listas para seguir en el sillon o ser futuro Candidato. Haci nunca vamos a hacer gobierno otra vez.

    Es la idea de varios viejos nacionalistas de todo el PAIS.

    Como decia WILSON VIVA EL PARTIDO NACIONAL Y VIVA LA PATRIA CARAJO

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.