Portada » Actualidad

Otra tontería de Mujica

16/12/2011 Sin Comentarios

Jorge Azar-Gómez

Así, lisa y llanamente, como una “tontería más de Mujica”, califican algunos medios de difusión de Argentina, a la intención del Presidente Mujica de hacer entrar a Venezuela al Mercosur, modificando las reglas y costumbres de dicho organismo ante la negativa del Senado de Paraguay de votar la aceptación de Venezuela como miembro pleno del Mercosur.

Como se ha explicado, modificar las reglas de acceso al Mercosur supone otro retroceso en esa asociación regional de comercio. Si los mandatarios adaptarán las normas para superar cada dificultad, deberían directamente omitir las reglas, quitarse de encima las limitaciones y así ‘blanquear’ su discrecionalidad.

El Mercosur corre peligro de continuar su descenso y avanzar a su extinción como organismo con posibilidades de trascender la coyuntura de sus países. Y todo para satisfacer a una economía en problemas por responsabilidad de su propio mandatario a cargo, Hugo Chávez Frías, que llevó a Venezuela a una crisis importante y no se han percatado que la intención final de Chávez es la liquidación total del Mercosur, pues a él no le es útil, ni fue idea suya la creación.

Pero, siempre en estos gobiernos “progresistas” hay un pero, no hay que olvidarse que Chávez es el Jefe político de todos los mandatarios  del Mercosur y  todos tienen en su haber alguna valija proveniente de PEDEVESA, lo que los obliga  a  aplicar  criterios de discrecionalidad con tal de complementar las limitaciones de Chávez.

Teniendo en cuenta la importancia que tiene para los presidentes del Mercosur la exigencia de Chávez, sumisamente los cuatro mandatarios del Mercosur modificarían la  legislación mercosuriana, para permitir el ingreso de Venezuela como miembro pleno del bloque regional, pese a la negativa del Parlamento de Paraguay de aprobar su entrada, dijo el presidente José Mujica al informativo “Subrayado” de  Canal 10.

Mujica explicó a la prensa que en oportunidad de viajar a Buenos Aires a la reasunción de Cristina Kirchner y de El (el que se fue sin pagar), aprovecharon para hablar y acordar la revisión del criterio jurídico y lograr en la reunión de Montevideo el 20 (de diciembre) el ingreso definitivo de Venezuela al Mercosur, y que en  eso Brasil, Argentina y Uruguay  están de acuerdo.

Amplió su plan Mujica   explicando que habló con la Presidenta de Argentina sobre  la legislación vigente del Mercosur que  como está hoy no permitiría el ingreso de Venezuela salvo que el Senado paraguayo lo apruebe, situación totalmente improbable, pero que por encima de ello el Presidente Lugo estaba de acuerdo con su plan.

Con firmeza, la prensa Argentina expresa:”error grave de Mujica: Fernando Lugo no es el Gobierno paraguayo sino el jefe del Ejecutivo. El Gobierno paraguayo es la suma del Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial”.

“Es cierto que hay una tendencia a vincular Ejecutivo y Gobierno, pero es incorrecto desde un punto de vista institucional, desde un concepto republicano y desde la realidad de la democracia representativa.”

Más se hundió el Presidente Mujica cuando dijo que la idea de modificar la legislación del bloque regional para permitir el ingreso de Venezuela se conversó en Caracas en ocasión de la cumbre fundacional de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

No nos olvidemos, y acá puede estar la explicación del porqué, en esa oportunidad, Mujica fue fotografiado luciendo una chaqueta del Ejército de Venezuela.

Aparentemente según lo que expresó Mujica, en la conversación con la Presidente Argentina (y El), confirmaron la intención de seguir adelante con esta idea, y que solo quedaba consultar al mandatario paraguayo.

Los parlamentos de Argentina, Brasil y Uruguay ya aprobaron el ingreso de Venezuela al bloque, mientras que el Congreso de Paraguay continúa postergando la decisión, debido a que la oposición al gobierno de Lugo ostenta la mayoría.

Mujica intenta elaborar para Paraguay un plan similar al que logró consolidar en Uruguay, ignorando la decisión de la mayoría que en dos oportunidades dijo que NO a un plebiscito y seguramente pronto apuntarán al otro No del pueblo Uruguayo que es NO al voto consular y/o epistolar.

En este intento, con la complicidad de los otros mandatarios mercosurianos, Mujica pretende ignorar la realidad institucional de Paraguay y a los opositores legislativos, que son mayoría en dicho país.

Como sucede en Uruguay, y como dice la prensa Argentina, “el mensaje que envía Mujica es lamentable: los opositores legislativos importan solamente cuando son minoría”.

Presidente Mujica, bastantes problemas tiene Ud. acá en Uruguay sin resolver y sin miras de encontrarles solución, pues hay algunos (salud y educación) que ni con los dólares que le mande Chávez los soluciona, como para que Ud. esté con su cabeza buscando la complacencia del “prestamista del caribe” y haciéndole los mandados.

Si los Presidentes de los países que integran el Mercosur, violan las normas legislativas del mismo o las modifican sin consulta parlamentaria previa, estarían demostrando el deseo de que su promiscuidad política increíble, busque hoy un lugar en el Guiness de la sumisión.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.