Portada » Actualidad

Carta del Senador Luis Alberto Heber al Ministro de Economía y Finanzas

16/12/2011 Sin Comentarios

Sr. Ministro de Economía y Finanzas

Ec. Fernando Lorenzo

Presente

Estimado Sr. Ministro:

Días pasados, en un evento organizado por CADE, Usted exhortó al Parlamento Nacional a aprobar por unanimidad no solo los acuerdos de intercambio de datos fiscales que actualmente están a su consideración sino también todos los que se le remitan en el futuro.

A nadie escapa que su exhortación se refiere al acuerdo de intercambio de información tributaria con Argentina que actualmente negocia su cartera a instancias de la OCDE.

Debo decirle, Sr. Ministro, que estamos muy preocupados por las consecuencias prácticas, para el Uruguay y su gente, de un acuerdo de intercambio de información tributaria con Argentina.

Uruguay es un país con una larga tradición de transparencia y de vigencia de valores tales como el respeto por lo establecido en los contratos, la vigencia de las normas legales y el derecho de propiedad, entre otros.

Nuestro país ha sido pionero en la aplicación de las normas internacionales para la prevención del lavado de activos, financieros y no financieros. De hecho el país cuenta con una elevada consideración por parte del GAFISUD, siendo uno de los países mejor calificados en América del Sur.

Argentina tiene importantes observaciones en cuanto al cumplimiento de las recomendaciones del GAFI que es, a nivel internacional, el Instituto preocupado por combatir el lavado de activos vinculado al tráfico de drogas, armas, medicamentos, personas, corrupción, terrorismo, entre otros delitos.

Si algún instituto en el mundo se preocupa por la transparencia es, precisamente, el GAFI. La negociación con una Administración que no cumple con las recomendaciones del GAFI al tiempo que notoriamente modifica permanentemente las reglas de juego para sus ciudadanos es, al menos, un caso que merece particular atención.

Es por ello que su planteo no puede aceptarse a tapas cerradas.

Un acuerdo de este tipo con Argentina es el que más análisis y discusión pública debe tener, ya que nuestro país le ofrece a los ciudadanos argentinos lo que muchas veces no encuentran en su país: respeto por los derechos, seguridad jurídica y previsibilidad en la política económica.

Al mismo tiempo, la certeza de esos valores permite al Uruguay ser un país receptor de ahorro externo que, en buena medida, contribuye al proceso de inversión, mayor consumo e implementación de políticas sociales.

Entiendo que la responsabilidad absoluta por las consecuencias de un acuerdo de intercambio de datos fiscales con Argentina recae sobre sus espaldas y por eso comprendo su deseo de lograr un apoyo unánime de los Partidos Políticos con representación parlamentaria.

Sin embargo considero que antes de solicitarle al Parlamento Nacional la aprobación por unanimidad de un tratado de intercambio de información con Argentina, Usted debe comprometerse a que el mismo contendrá, inexorablemente, los siguientes elementos:

a.  que también se acuerde un tratado para evitar la doble imposición permitiendo al contribuyente elegir el país en el cual pagará sus impuestos,

b.  no se preverá la retroactividad en el intercambio de información,

c.  participarán de un acuerdo de esta naturaleza todos los países miembros del Mercosur,

Hemos visto con preocupación como, bajo su conducción y al grito de mejorar la distribución del ingreso, se ha ido perforando la solidez conceptual de nuestro país en materia fiscal mediante el abandono del histórico principio de territorialidad que equiparaba a nacionales y extranjeros respecto de sus obligaciones fiscales.

Estos cambios han colocado al Uruguay en una posición de extrema vulnerabilidad ante el empuje neocolonialista de la OCDE sin conseguir, como era de prever, ningún beneficio en materia de redistribución del ingreso.

Lo hecho hecho está, Sr. Ministro. Ahora le pedimos que reflexione y que frente al empuje neocolonialista de los más poderosos no ceda al grito de la tribuna.

De realizarse una negociación con Argentina, si el Poder Ejecutivo lo entiende conveniente y necesario, la misma no puede realizarse sobre la base de la unanimidad a priori del Parlamento Nacional.

Por el contrario, éste deberá ser particularmente exigente con el Poder Ejecutivo en el sentido de evitar un daño tanto a la reputación internacional del país así como al bienestar social de sus habitantes, del que tanto nos preocupamos.

 

Senador Luis Alberto Heber
Presidente del Honorable Directorio del Partido Nacional.

 

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.