Portada » Columnistas

¿Herencia maldita?, No!!! Gestión maldita

25/11/2011 Sin Comentarios

Ricardo Puglia

Desde el 1º. de marzo de 2005 la izquierda socialista, comunista y tupamara lleno todos los cargos del gobierno nacional con personas de su confianza. Ya lo había hecho Vázquez en la IMM a partir de 1990. Ni el Partido Nacional ni el Partido Colorado integraron el primer gobierno presidido por un rico socialista y de muy buen pasar, incapaz de alcanzar acuerdos políticos para la integración del Tribunal de Cuentas de la República o de la Corte Electoral.

La izquierda ganó las elecciones de 2004 basada en campañas de desprestigio hacia los integrantes de las colectividades tradicionales, de desinformación, de negación de votar cualquier solución buena para el país en circunstancias especiales y de ser negadora de la más cristalina realidad cuando ésta iba contra sus viejos principios, dogmas y doctrinas.

Vencieron con la protesta, con la queja, y con la negación. Crearon caos en cuanta oportunidad pudieron (ej. expulsión de los terroristas etarras, utilización de los sindicatos para reivindicar sus mismas posturas, etc.). No dieron su apoyo a la solución de la Administración Batlle para la salida de la crisis 2002 que al ser gobierno usufructuaron y elogiaron. No apoyaron nada que fuera bueno para la Patria y sin embargo el electorado les otorgó un voto de confianza.

No se prepararon para gobernar y llenaron la Administración Vázquez con sus principales actores políticos en repartija proporcional a los votos, integraron miembros de diferentes sindicatos según el número de afiliados,  ex convictos y exiliados del régimen cívico-militar y formaron el engendro cívico-sindical en el cual hoy vivimos.

Fue fundamental y lo sigue siendo hoy la pertenencia a la izquierda y a sus convicciones políticas marxistas-leninistas para ocupar un cargo de gobierno con algunas pocas excepciones. El resultado fue y continúa siendo que no nos gobiernan los mejores hombres como proclamaron por décadas, los más preparados, experimentados, visionarios de un futuro global.

La izquierda ha demostrado en el período Vázquez y ahora en el de Mujica dos denominadores comunes: “el fracaso de la gestión de gobierno” y “la abundancia de dinero estatal obtenido a través de la disminución de los ingresos de los trabajadores (IRPF/IASS)”.

Las consecuencias de las malas gestiones de ambas administraciones está a flor de piel, sea en las administraciones municipales, sea en la administración central, empresas públicas o cualquier unidad administrada por integrantes de la coalición.

En el caso de Montevideo, ya van un poco más de dos décadas que la basura continúa siendo un problema junto a los carros tirados por caballos, la falta de señalización, las veredas rotas, etc. Maldonado, donde recientemente su intendente se declaró incapaz -en su segundo mandato- de administrar el estadio Domingo Burgueño Miguel y por ello, lo va a concesionar. Es común en ambas intendencias: “la mala gestión y los elevados recursos recibidos”.

Lo mismo sucede con la pésima gestión de las autoridades de la educación pública, quienes han recibido los mayores recursos de la historia y hoy están poniendo en riesgo la educación de nuestros jóvenes y niños con sus luchas corporativistas que no contemplan alcanzar la excelencia del alumno y su integración en el mundo global.

La seguridad otro tanto, muchos  más recursos, equipos, etc., y los resultados son paupérrimos. La delincuencia y la inseguridad vinieron  para quedarse en los gobiernos de izquierda.

Los acomodos en la salud a través del engendro de ASSE donde el Tribunal de Cuentas hizo casi 29.000 observaciones a sus gastos desde 2010 a la fecha por un total de de casi US$ 88 millones de dólares. Para la omisión, el ocultamiento o la falta a la verdad no hay responsables según surgen de la reciente interpelación realizada al Ministro de Salud Pública.

Los US$ 104 millones de dólares perdidos por la Administración Nacional de Correos al 31 de diciembre de 2010 y las pérdidas recurrentes llevaron al Correo a presentar un patrimonio negativo de US$ 10 millones. Pluna como es sabido desde la llegada de Ledgate (2006) continúa siendo deficitaria pero recibe avales del gobierno para sus nuevos aviones. Ni hablar de ALUR SA donde Ancap lleva invertidos US$ 165 millones y según el TCR, US$ 48,6 millones son “incobrables”. Desde 2006 ALUR ha tenido abultadas pérdidas y su endeudamiento no para de crecer al igual que ANCAP con PEDVESA, a quien le debe más de us$ 700 millones.

Son tantos los ejemplos de pérdidas, y de gestión maldita del gobierno cívico-sindical como entre otros, AFE, AGOLAN S.A., CND, Ancsol SAFI, Petrouruguay S.A., etc. que ahora ANCAP se encamina a comprar la mayoría de Montevideo Gas. Y siga el baile!!!

Cuando asistimos desde el año 2008 al progresivo deterioro de las economías del primer mundo y sus nefastas consecuencias en la pérdida del empleo de sus habitantes, la izquierda alegre dilapida los inmensos recursos que ha recaudado de los trabajadores y gestiona el gobierno nacional, y los departamentales junto a las empresas públicas, entes, etc. en el más profundo desorden, déficits fiscales y de gestión apoyados por las mayorías parlamentarias que impiden censurar formalmente a tan aventureros administradores.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.