Portada » Columnistas

Ahora el Banco del Sur

18/11/2011 Sin Comentarios

Gustavo Penadés

La semana pasada y con los votos del Frente Amplio el Senado aprobó el Convenio Constitutivo  del  Banco del Sur.  El Partido Nacional había anunciado su oposición a considerar la iniciativa en estos momentos, así como también los proyectos de intercambio de información tributaria con la República Federal Alemana, y de  extensión del plazo de transición del Parlamento del Mercosur.

Consideramos que, dado el momento que en materia internacional está viviendo el País, el proyecto ameritaba una discusión profunda, pero, por sobre todo, aguardar unas circunstancias más propicias.

No votamos la iniciativa referida al PARLASUR porque  son públicas y notorias las consideraciones que históricamente ha sustentado el Partido Nacional con respecto a este tema. Tampoco votamos el Convenio Constitutivo del Banco del Sur, pues mientras el Poder Ejecutivo anuncia la convocatoria a los Partidos de oposición para intentar restablecer una política de Estado en política exterior nacional,  el Frente  continua suscribiendo tratados que condicionan el futuro del Uruguay.   Es francamente inaceptable que la política exterior se maneje con prescindencia de la opinión del Partido Nacional, el que, en sus más de 150 años vida, alguna idea tiene al respecto.

Es pública y notoria la situación que se atraviesa en el marco del Mercosur, especialmente con nuestros dos principales vecinos, respecto a los hechos acaecidos en la ciudad de Cannes, Francia, en los que Brasil y Argentina tuvieron una responsabilidad directa ya inocultable.

Entendemos que antes de proseguir con la creación de un Banco del Sur de la Unasur deberíamos avanzar en otras consideraciones, como, por ejemplo, en la expresión de una solidaridad que nunca ha llegado en forma explícita ante los agravios al que nuestro país se ha visto sometido en los últimos tiempos por parte del Grupo de los 20 que, casualmente, integran casi todos los países con los que se firmará este Convenio Constitutivo del Banco del Sur. Además, entendemos que para la creación de un Banco que cumpla con los fines  proclamados por el Frente Amplio queda mucho camino por transitar. No nos podemos quedar solo en la parte declarativa, a la que Latinoamérica, y especialmente nuestros países, son tan afines. Abundan las declaraciones grandilocuentes que luego no se terminan de concretar.

Por otra parte, estados de la importancia de Chile, Perú y Colombia todavía no han suscrito este Convenio, y no sabemos aún si lo harán.

En definitiva: no entendemos el por qué del  apuro del FA en sumar a Uruguay a la iniciativa. O, sí se entiende, en tanto es el fruto de una visión del mundo que no acepta  que los estados se guían por intereses, y que la defensa de esos intereses debería ser la única guía de la política exterior nacional.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.