Portada » Columnistas

Los políticos y sus estertores sobre el tema educativo. (Parte III)

10/11/2011 Sin Comentarios

W. Martínez D’Alessandro.

La semana próximo pasada, comenzamos a ver cómo era dable esperar, que las autoridades tuvieran la capacidad de liderazgo y gerenciamiento, acompañado de dotes personales y profesionales que en general no se observan a nivel de gobierno, más aun, para un observador imparcial e independiente parecería que lo que hay es una disputa por quien hace mayor alarde de incapacidad e incompetencia y hasta de ordinariez.

La elección de autoridades

Creemos que el sistema que se aplica en los Estados Unidos de Norte América es muy bueno y efectivo, obliga a todos aquellos que han de alcanzar ciertos niveles de responsabilidad a presentarse ante el Congreso y obtener el pláceme correspondiente luego de hacer una exposición sobre que ha de realizar durante su gestión, sobre que líneas directrices ha de moverse y como ha de aplicar correctivos a situaciones preexistentes. Esto obliga a que el ejecutivo no pueda presentar a cualquiera para los cargos y así, como pasa aquí, pagar deudas políticas, a costa de una mala gestión, que pagamos todos, no solo en sueldo y demás beneficios, sino en el daño que se le hace a varias generaciones, como es el caso de la educación.

Esto da curso a situaciones que son increíbles. INFED 2000 tiene como antecedente el grupo creado por el MEC y el CODICEN “Para el estudio de la factibilidad y oportunidad

de introducir la informática en la educación”, en base a un acuerdo marco muy amplio con Corea del Sur, país que dona máquinas Daewoo, que si bien eran no compatibles con las PC daban como para iniciar trabajos en este tema. Los docentes electos de los diferentes subsistemas, de formación docente y del entonces Instituto de Educación Física desarrollamos múltiples actividades de formación, investigación y experimentación con evaluaciones permanentes. Al redactarse el proyecto INFED 2000 todos los docentes, por unanimidad nos seleccionan para asumir la representación del colectivo, más que honor ser seleccionado por tus pares y en forma unánime. Es muy posterior la designación del Codicen como Director y Coordinador Nacional del Programa INFED 2000. Cuando, quién perpetrara la estafa intelectual más grande que sufriera el país en educación, Germán W. Rama, nos cesó su argumentación era que teníamos demasiado poder y que por lo tanto no podía coexistir con él pero “que me quedara tranquilo que me mandaba a Formación Docente como asesor y conservando mi sueldo”, esperamos que el Consejo realizara la designación, para que quedara documentado y luego renunciamos ya que no somos curreros como Rama y si como diría Napoleón, “todo hombre tiene su precio”, el nuestro debe ser demasiado alto para lo que puede pagar el despreciable Rama, que no entendemos como puede sobrevivir junto al señor Senador Bordaberry.

Liderazgo, Gerenciamiento y responsabilidad.

Los verdaderos líderes, para conducir los cambios, son aquellos que deben asumir y cumplir con las responsabilidades del cargo, ser exitoso y ganarse el respeto de los conducidos y esto no se hace muchas veces

siendo el ejemplo a seguir.. Nosotros recordamos algunos hechos que fueron creando un vínculo intangible con nuestros funcionarios, pero de una solidez que hace que uno pueda enfrentar cualquier crisis y el sin fin de problemas diarios con fortaleza y optimismo.

Por ejemplo, cuando el primer año de INFED 2000 en Contaduría de Codicen, la jefa de entonces, nos respondía casi robóticamente “no aparece en pantalla”, a la tercera vez de igual respuesta la nuestra fue “señora explíqueme y muéstreme que significa que no aparece en pantalla”. Nos llevó a las computadoras conectadas con la Contaduría General de la Nación y nos explica que cuando la contaduría libere el crédito presupuestal usted puede comenzar a ejecutar los créditos, -ahhh!, así que usted espera sentada que ello ocurra-, no se preocupe nosotros nos ocupamos, fuimos a la Contaduría y apareció el crédito inmediatamente.

Luego se planteaba el problema de los sueldos y fuimos a la contaduría de Codicen a hablar con la señora Alicia y ella nos dijo “profesor usted ahora es director cobra mañana si quiere”, nuestra respuesta fue: “señora nosotros tenemos las mismas necesidades que todos nuestros funcionarios por lo que le pido por favor agilite los trámites pero desde el Director para abajo vamos a cobrar todos en el mismo momento. Lo mismo ocurre cuando los expedientes tienden a dormirse, explicábamos en artículos anteriores que este gobierno se llena la boca con lo que está asignado presupuestalmente y ello nada indica ya que hay que ver que ejecución efectiva se obtiene, en nuestro caso salíamos con los expedientes bajo el brazo y a cada uno que ejercía su ¡orgullosa cuota de poder llamada sello y firma!, le

solicitábamos que íbamos a esperar a que realizara el trámite de rigor, que llevaba semanas, para este director llevaba minutos ya que todos ceden ante el ejemplo de que se puede actuar de cadete cuando las necesidades así lo obligan y ello no va en desmedro del director sino en su mérito y ello le queda claro a todos.

Cuidado, que no se entienda mal esto, no es realizar el autobombo, es trasmitir lo que vivimos y que nos fuera reconocido y apreciado por quienes vieron una forma de liderazgo natural y sin poses de héroe nacional como observamos en la mayoría de los inútiles del gobierno.

Seguiremos definiendo esto, que puede llamarse las direcciones de contexto mínimas, para lograr que la educación comience a cambiar pero aún queda mucho por decir y seguiremos con ello la próxima semana.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.