Portada » Columnistas

El fin no justifica los medios

04/11/2011 Sin Comentarios

Jaime Mario Trobo

En realidad el título es una respuesta al habitual comportamiento de la izquierda, en el gobierno, en la oposición, o justificando procederes violentos o autoritarios del pasado. Hay infinidad de ejemplos que lo demuestran y en estos días asistimos a uno de ellos. La  solución del problema de las patentes; aunque parezca ridículo en este tema se vuelve a confirmar la practica del voluntarismo y el desprecio por el cumplimiento y el respeto de las normas constitucionales.

Son varias las objeciones que nos merece el proyecto de ley que la Cámara de Diputados aprobó contra varias y fundadas opiniones contradictorias de especialistas de Derecho Constitucional y Administrativo. Objeciones por la inconstitucionalidad clara de algunas de sus disposiciones, y objeciones por la inconveniencia política, de otras que obedecen a una contradicción clara con la orientación de las disposiciones de la Constitución de 1997 sobre la descentralización y la autonomía de los Gobiernos Departamentales.

En este ultimo caso, se acelera en este proyecto, el proceso de centralización de las decisiones en el Poder Ejecutivo u oficinas de su dependencia, se profundiza la dependencia financiera de los Gobiernos Departamentales de los aportes del gobierno, se les condiciona en forma grosera, en fin,  a saber por las medidas que se proponen el gobierno de izquierda afecta progresivamente la autonomía y la descentralización, principios por los que tanto ha luchado el Partido Nacional en su historia y en los últimos tiempos por el recordado Wilson Ferreira.

El Partido Nacional enfrenta el tema con dificultades y debe resolver ubicarse en la situación con inteligencia, pragmatismo, y sin renunciar a sus principios y su realización. Nadie duda que la gran mayoría de los propietarios de vehículos automotores aspiran a que la “patente de rodados” tenga el valor mas barato posible en cualquier departamento, pero como ello no depende exclusivamente de una decisión universal, de carácter nacional que se apoye en una determinación resuelta en el Poder Ejecutivo o en una ley, sin que se corra el riesgo de afectar principios y disposiciones constitucionales, la solución no puede ser “ a pesar de “, sino que debe ser respetando esos marcos. Y nuestro Partido tiene una gran responsabilidad en este proceso.

La izquierda no ha vacilado en arrollar y embestir contra los principios constitucionales cuando en pos de una “idea buena”, ha promovido la aprobación de decretos o la sanción de leyes. Ello ha sido posible en estas dos legislaturas porque cuenta con mayoría parlamentaria en ambas Cámaras. Solucionar el problema de las patentes diferenciales es tan buena idea que se justifica cualquier medida, aún a pesar de la constitución, de la descentralización, de la autonomía, en fin, que importa si nuestro propósito es tan benéfico. Lo que resulta es que por buenos que sean los propósitos, porque en una carrera de buenas intenciones todos podemos ser ganadores, estos debe procurarse por los medios que respeten y garanticen la convivencia que están establecidos en la norma de mayor jerarquía que nos obliga, nos condiciona, y nos garantiza a todos.

Hay sobrados ejemplos durante las administraciones frenteamplistas que demuestran el desinterés en cumplir con las normas constitucionales y justificar su comportamiento autoritario en la bondad del objetivo. Sigan estos ejemplos

-la ley de negociación colectiva

-la ley de ordenamiento territorial

-los decretos de prohibición de fumar

-la anulación o derogación de la ley de caducidad

-las normas sobre procedimiento policial

-la ley de educación

-las leyes de Fonasa y SNS

-Infinidad de disposiciones presupuestales

-la ley de intervención en los procesos laborales.

Estos son apenas algunos ejemplos notorios de situaciones en las que por tener la mayoría parlamentaria asegurada, la izquierda practicó el inconveniente principio de “el fin justifica los medios”.

 

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.