Portada » Columnistas

Persevera y triunfarás

28/10/2011 Sin Comentarios

Michael Castleton- Bridger

La izquierda vernácula debe estar de festejo. Su perseverancia de  más de cinco lustros parece que dará frutos. La odiada, por ellos, “Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado” parece que en los hechos caducará.

Finalmente dependerá de la Suprema Corte de Justicia, pero como ley, a nivel parlamentario, caducará.

No es mi intención entrar a analizar todos los sabidos y re-sabidos aspectos de esta cuestión. Hay otros mejores para eso.

La verdad es que en este caso a  juicio de quien escribe es más bien un caso de persevera y perderás.

Derribando la ley de caducidad derribamos de alguna manera la Constitución. Esto es indiscutible y no hay pacto internacional ni voluntad popular de las minorías del país que cambie este hecho.

La Constitución para ser fuerte debe ser virgen. No se puede ser un poco virgen. Se es, o no se es.

Cuando el parlamento ratifique la caída práctica de esta ley, la Constitución que nos rige a todos los uruguayos, seamos del pelo que seamos, habrá perdido su virginidad en aspectos sustanciales.

Esto de por sí es grave. Mas grave aún, es que, cómo la fémina que pierde la virginidad, la segunda vez es más fácil y así sucesivamente.

No se puede de manera alguna minimizar la gravedad de esta iniciativa.

Cuando ya se hace una vez, las subsiguientes violaciones son cada vez más fáciles.

El Dr. Bordaberry fue criticado por todos por usar esta elemental lógica, cuando dijo que en estas circunstancias no tenía garantías de que el Frente Amplio entregara el poder si resultara perdidoso en las elecciones del 2014.

Pues Bordaberry tiene razón. ¿Si esta gente viola la constitución en forma flagrante como lo hace, porqué no habría de volver a hacerlo? Más si tenemos en cuenta que el conglomerado de izquierda ni siquiera funciona en forma democrática en sus estructuras internas, con aquello de darle valor en votos a la ‘militancia’ cosa de  asegurar que los fundamentalmente anti-democráticos comunistas tiene poder dentro del Frente Amplio fuera de toda proporción a su caudal electoral.

¿Porqué los Blancos debemos negar una posibilidad que ya manejaron nuestros tradicionales adversarios ante el triunfo de nuestra colectividad en el año 1959, cuando muchos del Partido Colorado decían que no había que entregarle el poder a los nacionalistas?

Entonces, antecedentes históricos hay. El que escribe viene diciendo hace años que lo más importante que debemos hacer los uruguayos que estamos en la oposición es asegurarnos que la democracia se respete, por que el Frente Amplio no es ‘ strictu sensu’ un fuerza democrática. Cualquier observador mas o menos informado y objetivo podrá confirmar esto.

No se puede decir que todo el conglomerado de izquierda sea así, sería una canallada, pero  hay unos cuantos para no decir muchos e incluso algunos que ocupan bancas en el senado por el Frente Amplio que

parecerían no ser adversos a estas posiciones.

La Constitución es la estructura básica sobre la que se construye un país. Igual que la estructura de un edificio si empezamos a aserrala de aquí y de allá a la larga o a la corta se cae.

Con esta iniciativa claramente violatoria de la Constitución estamos haciendo eso, por más que uno comprenda las motivaciones de quienes promueven esta actitud.

El pasado no se puede cambiar. Uno debe aprender a convivir con él.

Algunos uruguayos, quizá comprensiblemente, no lo entienden así, pero, acá no hay duda de una cosa, perdemos todos los uruguayos del primero al último. Peor, perderán los que nos siguen en la medida que hereden un Constitución ultrajada, manoseada y que la izquierda no supo ni sabe respetar.

Potencialmente, se abre un verdadera caja de Pandora.

La izquierda perseveró. Perdemos todos.

 

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.