Portada » Columnistas

Gato floristas

21/10/2011 Sin Comentarios

Ricardo Puglia

En lunfardo se trata de las personas indecisas, inconformes, que todo les molesta, que nada les viene bien, que reclaman frecuentemente y cuando se intenta resolver el reclamo nunca están conformes. Así la figura de la gata Flora aparece diariamente en nuestro gobierno cívico-sindical ganador en segunda vuelta del gobierno nacional, con el 52% de los votos sufragados.

Tabaré Vázquez, es ídolo, héroe, salvador, y líder para algunos. Sin embargo, otros integrantes de la coalición han pregonado todo lo contrario: “Se cree el oráculo de Delfos”, “parece un barrabrava de Progreso”, “ya no hay consenso en torno a su figura”, “le regala a la derecha una cantidad de metros de distancia”,-en oportunidad de plantearse su reelección en 2008-.

En enero de 2008, Mujica señaló que no le sorprendió que el Presidente Vázquez se negara nuevamente a ser reelecto. “Para mí estaba casi cantado” y desestimó la posibilidad de que él fuese a ser candidato a la Presidencia: “Difícil que el chancho chifle, yo diría casi imposible”.

En febrero de 2008, Mujica admitió que “no” se siente un candidato “capaz de conseguir consensos” y que no podría ser un candidato a elegir: “Yo sumo puntos a favor pero tengo en contra también”, y afirmo sobre el tema que “es muy difícil encontrar consensos”.

La vulgaridad con que los gatos/as-floristas se manifiestan es tan preocupante que en vez de elevar nuestro nivel cultural con expresiones de buena educación, incorporando día a día nuevas palabras que existen en el idioma castellano, enriquecen nuestras formas de expresión, y ayudan a nuestros niños a ser mejores ciudadanos, estamos cayendo en el vacío por el indebido uso del idioma por parte del nuevo régimen cívico-sindical.

Puedo entender que la confusión sea muy grande dentro de sus filas, -socialistas, marxistas, leninistas, estalinistas, trotskistas, comunistas, maoístas, radicales, anarquistas, chavistas, kirchneristas, guevaristas, castristas, tupamaros, etc.- Les cuesta vivir en democracia, en la cual no creen como sistema político y por ello oímos diariamente que están aprendiendo. Es verdad, están aprendiendo a vivir en democracia, y no les gusta. Para estos grupos cuyos líderes nacieron fuera de las fronteras del Uruguay, el totalitarismo de Estado es y ha sido su forma de gobernar.

En esa salsa o confusión de doctrinas, el Sr. Mujica señaló en octubre 2008, “Estamos en una república no en una monarquía. Naides es más que naides y por eso somos igualitarios. Es la lucha por la igualdad para arrancar en igualdad de condiciones”, indicó el líder tupamaro en alusión a Vázquez. Sin embargo, una cámara escondida nos indica que Casal no es igual a todos, es amigo del poder de turno junto a López Mena, Salgado y otros tantos que engrosan las filas de la conveniencia empresarial y anteponen sus intereses personales a los intereses de la patria.

Mientras el Presidente viaja con su delegación por Europa, la ley de patente única solo tendría los votos del FA; la ciudadanía continúa esperando el pedido del fiscal Diego Pérez para los procesamientos con prisión de Arana, Muñoz y Rosselli por los delitos de fraude, concusión (coimas) y abuso de funciones; aumentan las ocupaciones en empresas y los conflictos laborales; la deuda de Uruguay con Venezuela por la compra de petróleo supera los US$ 700 millones; el precio del boleto interdepartamental aumentó 8,03%; el FA presenta un nuevo proyecto de ley para restablecer la “pretensión punitiva” del Estado respecto de los delitos cometidos en la dictadura modificando los plazos de prescripción en total desobediencia del soberano; la empresa láctea “Campo Nuevo” de San José cierra sus puertas y los ajustes griegos causan serios problemas sociales, nuestros gatos/as floristas siguen capeando sus indecisiones.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.