Portada » Actualidad

Los Olimareños: indignante homenaje

14/10/2011 Sin Comentarios

Javier Bonilla

Se puede estar en contra o a favor de los actos de ayer (y de los doscientos años no se sabe bien de que…), se puede ser oficialista o furibundamente opositor, se puede apreciar a la historia rosa o ser revisionista. Lo que no se puede, es provocar de la forma irritante y estéril como horas atrás lo hicieron los ¿señores? Pepe Guerra y Braulio Lopez-este último, retornando ,junto a Viglietti de organizar el obsecuente homenaje a los 85 años de Fidel en Cuba- a tal vez muy buena parte de la concurrencia, que ,ciertamente no es guevarista ,ni de cerca….

No compartimos estos festejos casi forzados (una suerte de “Año de la Orientalidad II”), no obstante, creemos que ,además del evidente pan y circo emulado de las similares celebraciones kirchneristas argentinas, quienes organizaron esto, buscarían una suerte de consenso popular y, estimamos, no resaltar  diferencias, apesar de las exageraciones en torno a la supuesta importancia de la reunión de Rumbo y sus mensajes otrora “resistentes”.

Recordamos, inclusive, por haberlo seguido através de la TV local, que en los actos del bicentenario chileno, del Estadio Nacional de Santiago, hubo notorias presencias artísticas de la izquierda local-el grupo Illapu, por ejemplo- ejecutando un repertorio moderado, apropiado para la ocasión, justamente. Sentido común y prudencia obligan….

Si ya fue de -previsible- pésimo gusto escuchar a Daniel Viglietti/ ¿Billeti? cantando su obsoleta y panfletaria “A desalambrar” u otras preciosuras de estilo,y, las guitarras de los rápidamente rejuntados “Olimareños” sonaron ostensiblemente destempladas- casi como la trascendida bronca de los camaradas Larbanois/Carrero por no haber sido invitados a esta milonga- ni los más críticos al desgobierno nacional y a la gris izquierda culturosa vernácula, esperaron el que indigesto “postre” de esta insólita cena fuera el desubicado homenaje al delirante asesino serial argentino-cubano, perpetrado por el dúo de veteranos guitarreros demodées.

El Che Guevara, milagro de la propaganda, del ocultamiento de la historia y el mayor testimonio  de la vigencia de Goebbels (por aquello de “la mentira dicha 1000 veces transformada en verdad”), divide y dividirá por décadas -a no ser que lo defenestren sesudas investigaciones, como pasó con el sanguinario Mao- a toda América. Cantar en su homenaje y aún aludir al aniversario de su muerte en una fecha que pretende ser patria, es sencillamente una provocación asquerosa e indignante, por no decir insana. Típica de quienes quisieron vender la imagen de un Artigas marxista y tupamaro (incluso escribiendo el libro “Artigas y el MLN”)

Más que las dictaduras,  que no vamos a defender, algunas, confesamente provocadas “para mostrar las tensiones de clase”(y otras pavadas), el engañoso mito de la “revolución ” cubana y del “guerrilero heroico”, así como el desembozado e intervencionista plan internacionalista de la “OLAS”- el verdadero causante del mil veces invocado “Cóndor”- precipitó a la muerte, al terrorismo, al martirilogio y al enfrentamiento suicida a decenas de miles de jóvenes, mayoritariamente confundidos e ilusionados con espejismos falsos.

Todo al son de altisonantes frases de un endiosado Guevara, que, por si mismas, no resisten el filtro de la razón. “Convertir al hombre en una fría, selectiva máquina de matar”. “Donde haya armonía puedo instaurar el odio”. “Un Vietnam, muchos Vietnam”. ¡Y un montón de similares sandeces!

Ojalá ¡hasta nunca, “Comandante”! ¡Que error cometieron los torpes bolivianos al matarlo! Si tan solo lo hubierna entregado al Comando Sur, como pedía Estados Unidos, quien hablaría de un tal Guevara?A quien le cantaría el nada creativo zurdaje local?

Y cuesta creer que esto haya sido una salida de libreto de un par de cantores…

¡Más bien parece un intento de dvidir para seguir reinando!

¿Hasta cuando?

 

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.