Portada » Columnistas

Compromiso ¡YA!

23/09/2011 1 Comentario

Jorge Martín

En nuestro país, están sucediendo hechos que si bien en algunos aspectos son naturales en los procesos de vida de una sociedad cuando ésta es realmente republicana y democrática, están mas allá de las responsabilidades del gobierno de turno, cualquiera fuese el partido oficialista.

Pero cuando los hechos tienen la importancia y más aun la gravedad en la incidencia de la gestión de gobierno, es bueno asumir por parte de la ciudadanía y también de los representantes políticos, el compromiso sobre la responsabilidad individual que cívicamente todos los ciudadanos tenemos.

En estos momentos alguno de esos hechos graves que mencionábamos, está dejando muy en claro que la visión que la sociedad mayoritariamente tiene sobre los mismos no se condice con las fronteras ideológicas y partidarias. Basta con citar dos ejemplos EDUCACIÓN Y SEGURIDAD.

Es aquí, donde nosotros ponemos el acento en cuanto al compromiso individual (y toma de conciencia de la responsabilidad cívica), en el que nos guste o no por acción o por indiferencia estamos inmersos TODOS los ciudadanos.

En este punto deseo abrir dos vías en el enfoque. La primera es la del ciudadano común que es quien elije a sus representantes no solo por una afinidad ideológica sino con la conciencia alerta de que el electo se conduce como él esperaba cuando le dio su voto.

El segundo camino, es el de la responsabilidad política de los electos que se deben antes que nada a los agrados intereses de la nación, luego a la conducta y ética debida a su colectividad partidaria a través de la historia y de los proyectos que la misma propone, y nunca poner en riesgo los mismos por temas de simpatías y antipatías en sus afinidades personales sin perjuicio, claro está, de mantener su derecho inalienable a expresarse.

En el primer caso, en cuanto a la responsabilidad ciudadana deseamos aclarar que no se trata de un enfoque político partidario ni filosófico, sino de conciencia-memoria personales en cuanto a las conductas, esas sí, políticas e ideológicas a las que apoyara o caso contrario negara dicho apoyo, solo por seguir una estrategia política de su colectividad aunque fuera a hacer un daño al posible desarrollo o beneficio que la sociedad toda en su conjunto, podría obtener o perder por una actitud de fanatismo.

Estos pensamientos y consideraciones nos surgen a través de hechos que trataremos de ejemplificar a través de alguno de los mismos.

Uno de los que más dolió a la colectividad blanca, ya que afecto la moral y la ética de todos quienes la integrábamos fue en lo referente a la corrupción. Hoy en día este tema se contesta por si solo.

Otro tema esencial a la acción de cualquier gobierno, también surge de análisis socioeconómicos hechos por el instituto Cuesta Duarte del Pit Cnt, donde critica los “escasos avances alcanzados por la izquierda” en la reducción de la desigualdad económica y social.

Si tenemos en cuenta los diferentes escenarios desde la época del gobierno blanco que presidió el Dr. Lacalle, y los actuales gobiernos del Frente Amplio, los cálculos comparativos en cifras realizados por prestigiosos economistas de distintos signo nos están mostrando que los mejores resultados no son los actuales.

Podríamos seguir recordando para un sector siempre tan sensible y muchas veces muy castigado, por el olvido como es el de los pasivos, cuan diferente fue el cumplimiento del gobierno del Partido Nacional a su requerimiento de la época, y los sucesos actuales donde acabamos de ver una marcha reivindicando en la misma la atención por los perjuicios que se están viviendo en la actualidad.

Y para terminar con la ejemplificación y no por que no haya mucho más para citar, recordaremos una propuesta de verdadera reforma del estado a través de las estructuras de funcionamiento de las empresas del estado que hoy sí se promocionan, dado que era el destino inevitable para adecuar el país al funcionamiento del mundo contemporáneo, con la asociación de las mismas con la participación de la inversión privada.

En aquel momento, ni siquiera se concedió la posibilidad de discutir con modificaciones y/o propuestas lo que el gobierno propugnaba, de aquello solo pudo emerger una excelente reforma portuaria que hoy más que nunca, está dando sus frutos y la mejora en los servicios de prestación de seguros a través de la competividad.

Por último, a más del requerimiento del compromiso de nuestros correligionarios para reivindicar la gestión de aquel gobierno blanco, que fue de todo el partido como en una nota periodística recordaba con su habitual talento y coraje el diputado Javier García,  debemos tener presente la conducta de aquellos dirigentes políticos que antepusieron intereses partidarios e incluso  personales para menoscabar lo que hoy sin duda debe ser una referencia de gestión para las nuevas generaciones de nuestro partido, ya sea en el plano dirigente como el de aquellos ciudadanos comprometidos con las urgencias, y los caminos a seguir para atender las mismas sobre todo en aquellos graves problemas que hoy vivimos.

1 Comentario »

  • Loreto Moreira Rivas :

    No tengo menos que felicitar al columnista por su esposicion tan adecuada y oportuna,ojala mensajes como este llegue a la mayoria de la gente porque es una necesidad imperiosa de despertar conciencias y refrescar memorias,diciendo lo que se hizo en el gobierno de Lacalle y lo que no lo dejaron hacer,que paradogicamente fueron los mismos que hoy hablan de esas mismas reformas,con la diferencia que hoy no existe el interes y la confianza que existia entonces,recuerdo que en aquel momento antes que se concretara la ley ya habia interesados en asociarse a las empresas estatales. Fue decisivo y lamentable que un par de dirigentes del partido colorado se prestaran a tan despreciable hipocrecia,hoy todos los uruguayos deben saber que tal actitud retraso el desarrollo del pais,era exactamente lo que querian los gobernantes de hoy para poder llegar,el resultado ha sido peor de lo que hubiera imaginado.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.