Portada » Columnistas

La Izquierda no paga las Deudas, las Aumenta

16/09/2011 2 Comentarios

Ricardo Puglia

La deuda financiera del sector público de la Administración Vázquez-Nin  finalizó al 31 de diciembre de 2009 en 21.900 millones de dólares, creció en 8.569 millones de dólares respecto a la herencia dejada por Batlle. O sea, la incrementaron un 64%. La Administración Mujica-Astori siguiendo los pasos del progresismo cívico-sindical, la incrementó en sólo un año de gobierno en 1.625 millones de dólares.

La deuda financiera del Banco Central del Uruguay pasó de 1.965 millones de dólares en el año 2004 a 6.068 millones de dólares a fines de 2010 al seguir una política monetaria errática y contradictoria. Aumento un 309% en dólares.

El aumento de la deuda expone a todos los uruguayos al pago de mayores intereses anuales que son financiados con los injustos impuestos establecidos en 2007 con la reforma tributaria a los trabajadores, jubilados y pensionistas (IRPF-IASS). Y como no les fue suficiente, ahora quieren establecer nuevos impuestos para financiar obras que nunca realizaron con la bonanza externa recibida a través del aumento año tras año del PIB del que sólo se ocupan de distribuir y no de crear. Rebaja del IVA, minga…

El aumento de la deuda con el pueblo uruguayo no es sólo deuda financiera, ha aumentado también la deuda con la seguridad ciudadana en estos 6 años y poco de progresismo a pesar de disponer de recursos en abundancia para mejorar los niveles de ingreso de la policía y dotarlos de mejores medios de lucha contra la enquistada delincuencia que acosa diariamente a los trabajadores y retirados en cualquier lugar del país.

La estrategia seguida por los integrantes de esta coalición izquierdista ha sido rehuir, no enfrentar, ni tampoco someter a los delincuentes donde se encuentren. Tampoco han fortalecido la institución policial ni el necesario buen funcionamiento del sistema judicial y penitenciario. Se han olvidado de la reconstrucción -que tanto se han llenado la boca- del tejido social a partir de la generación de reales oportunidades de educación, de salud y de esparcimiento para jóvenes antes de caer en adicciones que les condicionarán su vida entera.

Se han incrementado los ni-ni (ni estudian, ni trabajan) y se les premia con combos de dos años por uno, boletos estudiantiles rebajados y algún dinerillo para sus vicios. Se han acrecentado los asentamientos a lo largo y ancho del país. Ya la política del hornero llevada a cabo por otras administraciones no cuenta. Hoy ni siquiera hay horneros. La vivienda social es un cuento chino desde que el Marco Polo ministro asumiera esa cartera. Hay un déficit impresionante de viviendas para los trabajadores, como nunca lo hubo en el país.

La cantidad de apartamentos  que se construyen no son para los trabajadores de Metzen y Sena, Agolan, Paylana o Alur, o para policías, militares, funcionarios públicos y empleados privados, son para inversores nacionales y extranjeros que a pesar que no para de subir el costo de construcción, se continúan enterrando dólares en ladrillos financiados con unidades indexadas.

Quienes acceden a estos préstamos de vivienda tienen un muy riesgoso porvenir en el cumplimiento de sus obligaciones con plazos demasiados largos que permiten su acceso pero no aseguran su fin.

En 1994, en plena campaña política, el reformador tributario decía que se deberían dejar de pagar intereses de la deuda y así crear 16.000 nuevos puestos de trabajo. Hoy estaríamos hablando de 110.000 nuevos puestos de trabajo por el pago de intereses y nada dice.

La deuda continúa aumentado como las fichas de un taxímetro. La educación desde hace mucho tiempo ha dejado la enseñanza compartida de valores entre la escuela y el hogar. El conocimiento de los jóvenes de hoy, a pesar de las ceibalitas, es muchísimo más bajo que el de otras épocas donde destacábamos a nivel educacional respecto a cualquier país de América Latina. Hoy los chicos piensan en ser narcotraficantes o estrellas deportivas. No formamos emprendedores, empresarios del futuro y somos invadidos por todo de tipo de inversores extranjeros que aprovechan la coyuntura internacional por la que pasa esta tierra de orientales.

Y la deuda se sigue expandiendo como agujero negro en el espacio. Así, la salud ha pasado a ser un gran monstruo nacional (SNS-FONASA) que ha desmejorado los servicios con la mal llamada inclusión social. Se han incluido hasta los que estaban gozando de sus espacios propios sin interferir con nadie. Todo el mundo a la bolsa.

Debemos decir basta!!! Basta de tener déficits fiscales y parafiscales en tiempos de bonanza; basta de endeudarse; basta de gastar mal el dinero de los impuestos; basta de ciudades sucias y mal mantenidas; basta de carritos; basta de jóvenes en los semáforos; basta de revanchismo y revisionismo; basta de echarle la culpa al imperio; basta de ser tan hipócritas y sin compromiso con quienes  los votaron  y quienes no lo hicimos; basta de incompetentes en las jerarquías de gobierno; basta de discursos vacíos y alocuciones radiales; basta de tanto clientelismo político asistencial; basta de tanta verborragia chabacana; y basta de justicia sin pruebas; BASTA YA!!!

 

2 Comentarios »

  • Silvia Koster :

    Buen analisis de una realidad vergonzosa y terrible. Vivimos en una
    bomba de tiempo.
    Buen articulo. Buen analisis elaborado con datos muy interesantes.
    Saludos

  • Ricardo Abasolo :

    E-l artuculo esta muy bueno, da cifras realmente alarmantes, el comentario es muy responsable. Pero no creo que consiga resultados en modificar la conducta de mucha gente ya que la teoria de estos gobernantes es muy antigua PAN Y CIRCO y a nadie le importa nada. Que el que venga atras que arregle y mientras LA MIA VENGA NO ME IMPORTA.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.