Portada » Actualidad

Clientelismo a cara destapada

02/09/2011 Sin Comentarios

El Ministro Daniel Olesker justificó con franqueza su visión sobre la funcionalidad política del ministerio que dirige. Si les damos, nos tienen que votar, sería en forma simple la fórmula del economista.

Para peor no fue un lapsus, el Ministro no se cansa de repetirlo públicamente. El MIDES es funcional electoralmente al Frente Amplio.

En términos generales, la buena gestión debería ser un elemento a tener en cuenta para la decisión electoral, pero el ministro está pensando en otra cosa.

Ya el senador Rubio, emulando a Maquiavelo había anunciado que el Frente Amplio tenía asegurada la elección si lograba transformar en votos el “panes” (el llamado “plan de emergencia” y buque insignia del ex presidente Vázquez).

Hecho que posteriormente se comprobó en un estudio académico que investigó la influencia directa entre los beneficiarios de los planes del mides y el voto por zona geográfica.

En una República que se precie de tal no le quedaría al ministro otro camino que la renuncia. Quien puede confiar en la decisión del uso de los fondos públicos de alguien que privilegia lo electoral a lo social.

Cuando Olesker defina las prioridades de su cartera lo hará para resolver los problemas de quien mas necesitan o será para proyectarse en el largo plazo.

El mismo Olesker que nos regaló el sistema nacional de salud, ahora va por su mayor logro: montar un sistema que capitalice la inversión que todos uruguayos realizamos.

Y todo tiene sentido. La máquina infernal que crearon en la salud tenía una finalidad, servir para los fines electorales del Frente Amplio. Generó un nuevo concepto en políticas públicas: el consumo simbólico de medicina privada para todos.

La pregunta que queda en el aire, cuando el Mides ejecuta los programas, coordina y a la vez realiza el contralor de las política sociales de nuestro país trabajará en la salida real de quienes son (a confesión de parte) su botín electoral. Si seguimos su teoría daría para dudar: menos pobres, menos votos.

 

Dicen / Decimos:

“Es obvio que las personas, al mejorar su nivel de vida, pueden hacer una evaluación positiva de lo que se les dio. En general, cuando uno hace políticas económicas y sociales que benefician a determinados sectores, esos sectores se apropian de los beneficios y seguirán votando a las personas que entienden los beneficiaron”".

Daniel Olesker (diario Últimas Noticias, 31.08.11)

Olesker dice que el FA debe capitalizar en votos lo que hace en favor de los pobres. ¿Sensibilidad social o clientelismo? Los uruguayos debemos ser conscientes de adónde y para qué se usa nuestra plata. ¿Cuál es el límite de nuestra tolerancia? Antes, ellos a esto le llamaban clientelismo

Ana Lía Piñeyrúa (vía Twitter)

 

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.