Portada » Importa

Censo: un tema de confianza

01/09/2011 Sin Comentarios

Michael S. Castleton- Bridger

Uruguay se aboca en el mes de setiembre  a un nuevo censo de su población.

Un censo  que implica mucho más que sólo contar a los uruguayos. Un censo que se entromete en el propio entramado de nuestra sociedad.

Internet previo a la puesta en marcha del censo hierve con las dudas y las inquietudes de los futuros censados, muy especialmente sobre el hecho de que el gobierno pretende que el censo sea nominativo. En buen romance, que a diferencia de lo que es norma en los censos de esta naturaleza, se le pide al censado que se identifique.

Esto, a pesar de las declaraciones de la gente del Instituto Nacional de Estadística inquieta a cualquiera. Nadie puede estar seguro qué uso le de este gobierno a la información brindada por los Uruguayos.

Es un tema de confianza. A más de la mitad del país el gobierno del Sr. Mujica Cordano no le da ninguna, más cuando tomamos en cuenta aquello de ‘como te digo una cosa te digo la otra’. Más cuando el Sr. Mujica Cordano se reúne en ese bastión capitalista, que es el hotel Conrad de Punta del Este, para asegurarle al empresariado  que no habrán modificaciones a las reglas de juego en nuestro país , y ahora, muy suelto de cuerpo , propone una aberración ideologizada como lo es el impuesto a los predios de más de dos mil hectáreas.

Fundamentalmente es un tema de confianza pero también de paradigmas.

La mayoría de los uruguayos siempre optará por la libertad sobre un estado tipo ‘Gran Hermano’ que se mete en la vida de todos sin control y sin medida.

Para este gobierno y los que la integran en cambio ,el individuo importa poco. Lo único que parece interesar es mantener un estado que lenta pero seguramente  se fagocita la libertad de todos con la excusa de cuidarnos aunque sea contra nuestra voluntad.

Los uruguayos debemos estar atentos. En materia de libertad personal, de la libertad de elegir, este gobierno que hoy padecemos no nos merece la menor confianza.

La cosa por más que se quiera disfrazar, aunque hoy quizá no lo parezca, es entre libertad y despotismo.

Los orientales se sabe cuál eligen, los nacionalistas más.

El Sr. Mujica Cordano y sus acólitos de la izquierda vernácula harían bien en acordarse  de esto.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.