Portada » Columnistas

La manipulación es la peor de las traiciones hacia la política

26/08/2011 Sin Comentarios

Oscar Silveira

Existe un popular dicho en el mundo del deporte en el que define al rugby como un deporte de salvajes practicado por caballeros y hay quienes dicen que el fútbol es su opuesto. No pretendo entrar en esa discusión pero si usar la imagen para analizar la actualidad política.

Bien se podría usar la frase y decir que la política es una actividad de caballeros practicado por salvajes y no creo que casi nadie estaría en desacuerdo. La política es una construcción social de las más inteligentes que hemos logrado como sociedad, que privilegia la sana convivencia y el equilibrio en el uso del poder. No será perfecta pero es mucho mejor solución que la violencia.

Aunque esa política para funcionar de la mejor forma requiere de una serie de valores y códigos que no siempre están presentes. Muchas veces nuestros representantes, y por ende nosotros mismos, en lugar de hacer lo correcto buscan por otros medios el mayor nivel de privilegios. Así lo más sano para nuestra convivencia muchas veces queda detrás de nuestra preferencia por lograr lo más posible y ganar una ventaja aunque sea a costo de dejar salir el salvaje que todos tenemos dentro. Así es el ser humano, pero no necesariamente eso puede servirnos de justificación.

Lamentablemente, en medio de tantos avances, la ética parece quedarse atrás. Y ¿qué es la política sin ética?. Lo vemos en todos los ámbitos de poder, ya sea en la relación entre los empresarios y los trabajadores, entre el comerciantes y el consumidor, en las escuelas y en nuestras propias casas. Replicamos un modelo, en lugar de comprometernos a mejorarlo.

Quienes se comprometieron en actuar en lo público o quienes por vocación intentan aportar lo suyo, debemos redoblar la acción detrás de lo correcto.

Es necesario, hoy más que nunca, separar las aguas y demostrar que detrás de las palabras siempre está la acción y que si bien puede ganar el engaño eso no significa que sea el camino correcto.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.