Portada » Actualidad

Apuntes sobre el conflicto Palestino-israelí

26/08/2011 Sin Comentarios

José Olivera J.

Visita en estos días al Mercosur el Gral. (R) Peled de Israel realizando lobby para que la ONU no reconozca al Estado de Palestina. Pero dice que el Estado de Israel está de acuerdo con que exista el Estado Palestino. O sea dice que si pero quiere que no. Parece difícil pero con datos históricos y el Derecho Internacional podemos descubrir la verdad.

En 1947 a través de la resolución 181 votada por 33 países, la ONU repartió la Palestina (poblada en esa época por aproximadamente 1.500.000 palestinos y 500.000 judíos) en 54% de territorio para el futuro Estado de Israel y el 46% para el Estado de Palestina, dejando la ciudad de Jerusalén como un “Corpus Separatum” administrado por la ONU.

En 1948 Israel declara su independencia y la autonomía de su territorio (en el 54% otorgado por la ONU) pero la desposesión y el destierro de los 700.000 palestinos allí ancestralmente radicados es violenta.

En 1949 la ONU con la resolución 194 dice que esos refugiados deben volver a sus hogares, pero Israel no la acata.

En pocos meses Israel ocupa militarmente el 78% de toda la antigua Palestina. NO HAY PAZ DESDE ENTONCES.

En 1967 en la guerra de los 6 dias, Israel derrota a Egipto, Siria, Jordania e Irak completando la ocupación de más del 80% del territorio que la ONU había adjudicado al Estado Palestino por la resolución 181.

Nuevamente la ONU determina por resolución 242 que Israel se retire de los territorios ocupados correspondientes a Palestina. Esta resolución es desacatada hasta hoy.

En la actualidad esos territorios palestinos ocupados (80%) están colonizados por Israel con más de 500.000 colonos en 50 pueblos que unidos por carreteras para su uso exclusivo encierran en bantustanes (como el apartheid en Sudáfrica) a los antiguos pueblos palestinos.

Más aun se ha construido un muro de más de 500 Km, que la Corte Internacional de Justicia de la Haya considera ilegal pues, dominado a ambos lados por el FDI (ejército israelí) deja en ghetos aislados a los palestinos.

También después de 1967 el Estado de Israel impuso, unilateralmente y contra la resolución 181 de la ONU, la autoridad israelí sobre toda Jerusalén, definiéndola como capital del Estado, contraviniendo aquel estatus especial de “Corpus Separatum” para que compartieran como santuario las tres religiones monoteístas: judíos, cristianos y musulmanes.

Así, la ONU resuelve en 1971, con la resolución Nº 303 que Israel devuelva a Jerusalén el estatus de la 181 como “Corpus Separatum” en poder de la ONU, pero contesta que NO.

En estos más de 50 años de ocupación por Israel de los territorios Palestinos, estos han realizado cientos de actos guerrilleros que han sido contestados a la máxima potencia por Israel, argumentando la legítima defensa. Esto es inaceptable pues “IUS EX IUNIURIA NON ORITUR” (el derecho no nace de la injuria) del acto ilícito (ocupación del territorio ajeno), no surgen derechos, la legítima defensa no corresponde cuando se provocó previamente un daño, nadie se puede amparar en su propia culpa.

En cambio la resolución de la ONU Nº 3070 de Noviembre de 1973 dice textualmente:

Art. 1 “Reafirma el derecho inalienable de todos los pueblos que se encuentran bajo dominación colonial y extranjera, y subyugación foránea a la libre determinación, libertad e independencia…”;

Art. 2 “Reafirma igualmente la legitimidad de la lucha de los pueblos por librarse de la dominación colonial extranjera y de la subyugación foránea por todos los medios posibles incluida la lucha armada.”

Y la resolución de la ONU Nº 3236 de Noviembre de 1974 dice textualmente:

Art. 1 “Reafirma los derechos inalienables del pueblo palestino en Palestina que incluya: a) El derecho de la libre determinación sin injerencia del exterior, b) el derecho a la independencia y la soberanía nacionales.”

Art. 2 “Reafirma también el inalienable derecho de los palestinos a regresar a sus hogares y sus propiedades, de los que han sido desalojados y desarraigados, y pide su regreso.”

Art. 5 “Reconoce además el derecho del pueblo palestino a recuperar sus derechos por todos los medios de conformidad con los propósitos y principios de la carta de las Naciones Unidas.”

A los gobiernos israelíes ya nadie les cree cuando dicen que quieren la paz. ONGs israelíes protestan vivamente la actitud colonizadora de Israel en tierras palestinas, por inmorales, ilegales e injustas con el propio pueblo israelí, que derivan ingentes recursos en aras del mesiánico Eretz Israel (del Mar Mediterraneo al Eufrates). Esta es la verdadera causa del conflicto palestino-israelí.

La Paz es fruto de la justicia y para tener derechos hay que aceptar obligaciones. Si sirve la ONU para repartir el territorio palestino con la resolución 181, hay también que acatar la 194, la 242, la 303, etc, etc, etc.

No vale elegir que norma cumplo porque me favorece y que norma no porque no me sirve.

Esta retorica falaz con que viene el Gral. (R) Peled para que no se reconozca al Estado Palestino, que dice que si pero quiere que no; no es aceptable. Le podemos contestar con palabras del afamado director de orquesta israelí Daniel Baremboim, pronunciadas en Kneset (parlamento israelí) el 9/V/2004, que al recibir el premio Wolf dijo: “¿Responde la ocupación y el dominio sobre otro pueblo a la declaración de independencia?

¿Tiene algún sentido la independencia de unos a expensas de los derechos fundamentales de otros? ¿Puede el pueblo judío, cuya historia registra continuos sufrimientos y persecuciones incesantes permitirse la indiferencia hacia los derechos y el sufrimiento de un pueblo vecino?”.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.